En las provincias de Loja y Zamora Chinchipe, atravesada por cristalinos ríos que nacen de los Andes y continúan su camino hacia la selva amazónica, se encuentra el Parque Nacional Podocarpus, un destino de pura naturaleza en el que más de 3.000 plantas y 600 especies de aves tienen un hogar seguro, lejos de la contaminación.

En su sexto episodio, Paraísos Escondidos del Ecuador te lleva hasta esta reserva natural con una biodiversidad fantástica, que la convierten en otro de los pulmones del país e insignia de la sostenibilidad.

Podocarpus tiene área de 144 993 hectáreas y cuenta con una variedad de microclimas y zonas bastante diferenciadas, ya se pueden imaginar la cantidad de escenarios para observar desde los 800 hasta los 3.700 metros de altura.

Páramos, Bosques de Neblina, Bosques de Selva o Zonas de Matorral, son algunas de las áreas que se pueden visitar en un recorrido dentro de la reserva.

Para ingresar al parque se lo puede hacer a través de dos entradas, una a la salida de la ciudad de Loja, a pocos minutos de la capital lojana. La segunda se encuentra cerca del cantón Zamora, y al igual que en la parte andina, a pocos minutos del centro de la ciudad. Junto a nuestro guía, Manuel Avilés, recorreremos todas las zonas del Parque Nacional Podocarpus en busca de sus mayores joyas, como el árbol de Cascarilla o ‘Podocarpus’, que da nombre a esta reserva, una especie que por sus cualidades curativas contra el paludismo fue talado hasta casi su extinción; pero gracias al trabajo de científicos y ambientalistas, hoy vuelve a repoblar las laderas y montañas de la reserva

VIAViSTAZO
Artículo anteriorDetienen a pareja que llevaban USD 216 000 en la cajuela de un taxi, en El Oro
Artículo siguientePlanes de manejo de fincas y conservación de fuentes hídricas se desarrollarán en Sabanilla gracias a la central Delsitanisagua