La Policía Nacional de Colombia con la Fiscalía y la ONG Operation Underground Railroad lograron desarticulación de una estructura criminal dedicada a la trata de personas y la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes. Este viernes 15 de julio de 2022 le contamos los detalles.

Las autoridades colombianas identificaron a Alias Camila como proxeneta y la presunta líder de la organización. Ella fue una de las 10 personas capturadas por investigadores de la Dirección de Protección y Servicios Especiales de la Policía.

La detención se logró luego de cuatro meses de investigaciones en la operación llamada Camaleón. Descubrieron que la líder utilizabadocumentos falsos venezolanos haciendo pasar a sus víctimas como mayores de edad.

Datos de la organización criminal

Esta organización criminal delinquía en las ciudades de Bogotá y Cúcuta (Norte de Santander) y se dedicada a la trata de personas y la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes.

El dinero obtenido de esta actividad ilegal variaba entre 50 000 pesos colombianos (USD 11,14) y 60 000 pesos (USD 13,37) por encuentro sexual. 

El 70 % era la comisión para la líder y el 30 % restante lo recibían las víctimas. Sin embargo, las investigaciones encontraron que el dinero de las víctimas también se quedaba la organización por gastos de vivienda y comida.

En el operativo rescataron a cuatro adolescentes, tres de ellas de nacionalidad venezolana, cuyas edades oscilan entre 14 y 17 años.

Las investigadores determinaron que Camila habría captado a una menor de 17 años para ser explotada sexualmente en Ibarra (Imbabura-Ecuador); la adolescente logró escapar de sus captores y retornar al país.

Capacidades para embrujar

Las adolescentes recibían capacitaciones para embrujar a los clientes, con la finalidad de que los rituales esotéricosatrayeran a los clientes de servicios sexuales.

Alias Camila fumaba el tabaco para rezar a sus clientes. Ella mandaba a preparar bebidas, ungüentos y aceites.

Además, en los testimonios recaudados se menciona que las adolescentes debían beber y lograr que el cliente también pruebe los brebajes. Sobre los ungüentos se señala que eran colocados en las partes íntimas.

VIAEl Comercio
Artículo anteriorEl test ‘Transformar’ se mantiene en el régimen Sierra solo hasta este periodo
Artículo siguienteGuillermo Lasso y dos de sus ministros serán investigados por la detención del líder del movimiento indígena de Ecuador