Las aglomeraciones en fiestas y festival de Loja traen consecuencias. Casas de salud se reactivan nuevamente. El incumplimiento a las medidas de bioseguridad en las fiestas de Loja y en el Festival Internacional de Artes Vivas 2021, empieza a evidenciarse con el crecimiento acelerado de personas con casos positivos de Covid-19 que buscan una cama en las casas de salud del sector público.

La preocupación aumenta con la llegada de la nueva variante Ómicron a países americanos como Brasil y Canadá. Oswaldo Aguirre, gerente del Hospital Isidro Ayora de Loja, mencionó que desde la semana anterior existe un incremento de pacientes en esta casa de salud.

Solo hasta el área de triaje han llegado más de una decena de pacientes diagnosticados como positivos, los cuales han sido remitidos a sus domicilios para su terapia de recuperación.

Actualmente, en el área de hospitalización, existían hasta el martes 30 de noviembre de 2021 cinco personas internadas, que necesitaban oxígeno y atención médica especializadapero fueron dados de alta y solo quedan dos; mientras que en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) existían dos pacientes hospitalizados con pronóstico reservado, actualmente solo queda un adulto mayor que no ha recibido ninguna vacuna. “Ante el crecimiento del número de pacientes, reabrimos una nueva unidad de Covid que estaba cerrada y hoy está habilitada para atender a los ciudadanos contagiados”, dijo Aguirre.

En UCI, por ejemplo, existen tres camas, pero de ser necesario sumarán otras más, según la demanda. En el área de triaje hay dos camas para atención y tres en el área de hospitalización, hay un cuarto con tres camas para mujeres y seis para varones. “Estamos distribuyendo el personal médico, como plan de contingencia colocaremos 21 camas en el piso, para seguir con la atención oportuna”, recalcó.

Referente a la nueva cepa, recalcó que es diez veces más infecciosa, por eso hay controles a la entrada del país como medida preventiva. “Pero estamos prevenidos para cualquier tipo de panorama que se pueda dar, contamos con los insumos, personal y logística para hacer frente al virus”, finalizó.

En el caso del hospital Manuel Ygnacio Monteros del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en todo el mes de noviembre se realizaron 147 exámenes de PCR, de los cuales nueve fueron reportados como positivos, a esto se sumaron tres casos registrados fuera del hospital, dando un total de 12 personas, de los cuales 11 estuvieron vacunados con las dos dosis y uno sin vacuna.

De los 12, seis fueron hospitalizados, uno recibió el alta médica y uno falleció en UCI. Actualmente, cuatro se mantienen ingresados en la sala Covid y seis ambulatoriamente, es decir, en casa. De estas personas, ocho pertenecen al cantón Loja, dos a Espíndola, uno a Paltas y uno de Zamora Chinchipe. “Tenemos ocho camas en piso destinadas a hospitalización, cuatro ocupadas y cuatro desocupadas; en UCI tenemos seis camas, por ahora todas están disponibles”, reveló Oscar Mena, neumólogo del IESS.

Artículo anteriorEstefanía Álvarez Gordillo es la nueva reina de San Francisco de Quito
Artículo siguiente29 nuevos fiscales laborarán en 14 provincias