Las Fuerzas Armadas, a través de la Brigada de Selva N 19 Napo, mediante información de inteligencia militar, ejecutaron una operación de vigilancia y reconocimiento en el sector Mozoyá, donde se localizó una base de descanso clandestina de aproximadamente 30 m* de superficie, ¡con un área de instrucción, una bodega, un dormitorio, una letrina y cocina, la cual sería utilizada por grupos armados al margen de la ley. En esta base se encontró lo siguiente:

-01 Fusil FAL con culata retráctil sín sere.

– 01 cargador fusil FAL

– 24 cartuchos cal. 5,56 mm.

– 08 cartuchos cal 7,62 mm.

– 01 guardamano fusil M4.

– 02 fusiles de madera para instrucción.

– 08 mochilas tácticas.

– 01 chaleco táctico,

– 01 amés de mochila.

-07 iniciadores de artefactos explosivos (quiebrapatas).

– 09 artefactos explosivos pequeños.

– 09 artefactos explosivos grandes.

– 02 radios Motorola.

– 04 baterías de radio Motorola.

– 01 cargador portátil de radio Motorola

– 03 palas.

– 02 cocinas industriales.

– 02 cilindros de gas.

-01 lote de medicina.

– Enseres de cocina y víveres aproximadamente para 40 personas.

El armamento y las municiones fueron entregados a las autoridades competentes para el trámite legal correspondiente, mientras el resto de las evidencias se destruyeron en el mismo lugar del hallazgo.

Las Fuerzas Armadas del Ecuador reiteran el firme compromiso de cumplir con la misión constitucional de defender la soberanía e integridad territorial, así como el apoyo complementario en la seguridad integral del Estado, garantizando los derechos y libertades de sus ciudadanos.

Artículo anteriorConvenio permitirá fortalecer el deporte en el cantón Centinela del Cóndor
Artículo siguienteMigrante ecuatoriana y sus dos hijos fueron rescatados en el desierto de EE.UU