La caza ilegal de fauna silvestre en Morona Santiago es otra problemática que afecta a la provincia amazónica. Una hermosa águila fue atrapada por un comunero en el cantón Tiwintza.

«El ser humano será el mismo causante de la destrucción de su propia especie, la tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos»

Al problema de la minería, de la deforestación y otros más, se le suma la caza de especies indefensas que cada vez habitan en menor cantidad en la provincia.

Un medio de comunicación local se contactó con Geovanny Llivisaca, un guía de turismo radicado en el cantón Tiwintza.

«La caza es abundante», manifiesta… «Se ha podido rescatar a varios animales y liberarlos en zonas seguras entre ellos boas, serpientes. puerco espín, tortugas, guatuzas».Lamentablemente hace una semana un cazador había matado una enorme águila arpía (fotografía). «He visto ya tres de esa especie en la zona víctimas de la caza, esto viene sucediendo todo el tiempo y no hay control de las autoridades respectivas», expresa.

Ayer, sábado 28 de agosto del 2021, también en la red social circulaba unas imágenes captadas en Morona Santiago, de como un individuo quitaba la vida a un oso perezoso, y «orgulloso lo publicaba para vender su cadáver».

VIAExprésate
Artículo anteriorEn la Asamblea se iniciará un proceso disciplinario contra Fernando Villavicencio
Artículo siguienteEn Sesión Ordinaria de Consejo Provincial analizaron la primera reforma del presupuesto 2021