El vicepresidente señaló que desde el Gobierno Nacional potenciarán los primeros y segundos niveles de atención.Luego de un recorrido interno en el Hospital Teófilo Dávila de Machala, el vicepresidente Alfredo Borrero anunció que esta casa de salud ingresó a un proceso de intervención.

“No hay medicinas, no existen insumos, de tres lavanderías solo está funcionando una…lo que hace que uno confirme que la salud este enferma. Lamentablemente hay personas que se han enquistado en este hospital y que lo manejan a su antojo”, señaló.

Borrero recibió denuncias de los usuarios y también dialogó con los directivos del hospital que es uno de los más grandes de la provincia de El Oro y desde el inicio de la pandemia registra al menos una decena de gerentes que han sido designados, en el mismo hospital se reveló que en una sala de la asociación de empleados se protagonizó (hace unas dos semanas) una fiesta con alcohol.

“Corrupción es hacer fiestas en el hospital”, dijo el vicepresidente, al referirse sobre los problemas que encontró en el interior de este hospital.Isabel Cueva, coordinadora zonal 7 de Salud, dijo que los primeros cambios serán: designar nuevas autoridades de la casa de salud.

“Diez personas vendrán de planta central, harán el proceso y en 2 o 3 días sabremos cuál es la verdadera situación de esta casa de salud”, explicó.

Borrero señaló que desde el Gobierno potenciarán los primeros y segundos niveles de atención. Dijo que existe la disposición del Ministerio de Salud para la compra de medicinas e insumos, “externalizaremos las farmacias y no vamos a permitir que los mismos de siempre estén en el mando de los hospitales.

Ahora lo administrarán personas con antecedente de vida pulcra”, resaltó.Agregó que ciertos medicamentos que estaban en un área no adecuada, sean reubicados. “No han cumplido con esa disposición, siguen en el mismo lugar”, según Cueva.

VIAEl Universo
Artículo anteriorTaller de manipulación de alimentos e higiene se dictó en Centinela del Cóndor
Artículo siguienteNiños y niñas del cantón Yantzaza conocen el Parque Nacional Podocarpus