En las provincias de Loja y Zamora Chinchipe, el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) desarrolló mesas de articulación territorial, espacios de encuentro y diálogo que se efectúan con el fin de analizar los principales nudos críticos existentes en los programas y servicios que brinda esta cartera de Estado.

Alrededor de 100 personas, entre usuarios de servicios, equipo técnico y representantes de gobiernos autónomos descentralizados y organizaciones que mantienen convenios con el MIES, participaron en las mesas de articulación territorial que se efectuaron en las dos provincias antes mencionadas.

Estos espacios permitieron mantener un diálogo directo y analizar nudos críticos para establecer planes de acción que den respuesta a las diferentes problemáticas en el menor tiempo, señaló Mónica Sinchire, coordinador del MIES en la Zona7. Además, agregó que la información que se aporte servirá para se articulen las acciones que correspondan en todo el territorio.

Freddy Cueva, alcalde de Quilanga, quien participó en una de las mesas de articulación territorial que se efectuó esta semana, manifestó que este espacio ha sido propicio para dar a conocer sugerencias y observaciones, que permitan fortalecer los servicios para las personas más vulnerables; así como las acciones conjuntas que se impulsan con el MIES en territorio.

Alrededor de 170 mil personas en situación de pobreza, extrema pobreza y vulnerabilidad reciben atención del MIES mediante sus servicios de inclusión social e inclusión económica, en la Zona 7, a la que pertenecen las provincias de Loja, Zamora Chinchipe y El Oro.

Artículo anteriorLas Ferias de Emprendimientos toman fuerza en Yantzaza
Artículo siguiente«Plan Barrios Digitales 4.0 mediante la plataforma MARKETCLICK» para la región amazónica