En época de campaña los candidatos se olvidan de sus malas acciones realizada en las instituciones que han servido, donde ponen a flote las grandes cualidades de honestidad y trabajo, pero se olvida de los negociados realizados cuando pasaron por la prefectura de Zamora Chinchipe.

Actos de corrupción que se puede evidenciar claramente cuando tú sucesor compra el mismo producto en menos precio, nos referimos a Salvador Quishpe Lozano.

En el documento SIE-GADPZCH-018-2018, firmado el 15 de agosto del 2018, consta la compra de una excavadora de oruga marca DOOSAN Modelo DX 225LCA en $234 mil 960 dólares con 00/100 sin IVA.

Mientras que en la actual administración de Cléver Jiménez Cabrera, compra una excavadora de oruga marca DOOSAN Modelo DX 225LCA en $ 177 mil 562 dólares con 50/100 sin IVA.

Así consta en el documento SIE-GADPZCH-035-2020, firmado el contrato de compra el 29 de enero del 2021.

Los Zamoranos se preguntan si se puede ver claramente que hay sobre precio en la compra, porque se llenan la boca hablando de honestidad, de manos limpias, de transparencia, si allí están los documentos a la vista de todos.

La pregunta del millón es… ¿Será que la maquinaria en épocas de pandemia cuesta menos 57 mil 398 dólares con 50/100… o donde fueron a parar.

Será posible que teniendo rabo de paja se acercan al fuego o es que son caretuco.

Prefectura de Salvador Quishpe

SIE-GADPZCH-018-2018

Prefectura Cléver Jiménez

SIE-GADPZCH-035-2020