En el cantón Nangaritza, provincia de Zamora Chinchipe, retuvieron a 14 infractores, pero la Policía no contaba con logística (vehículos y personal) para trasladarlos a la ciudad de Zamora y ponerlos a órdenes de la Fiscalía.

Por esta razón, pagaron la infracción con trabajo comunitario, que consistió en la limpieza de parques y espacios públicos de la ciudad.

En esta provincia también hubo más de 15 personas sancionadas por no usar la mascarilla.

En otras provincias

En Loja la mayor cantidad de infractores estuvieron en la capital provincial y en los cantones Catamayo y Espíndola. Algunos fueron sorprendidos bebiendo en espacios públicos.

Más de 150 personas fueron detenidas el fin de semana, por infringir el toque de queda en las provincias de Azuay, Loja, Zamora Chinchipe y Morona Santiago.

También hubo fiestas y eventos deportivos suspendidos, decomiso de bebidas alcohólicas y tiendas clausuradas. Los operativos interinstitucionales se intensificaron en las tres provincias con la presencia de policías, militares, guardias municipales, agentes de tránsito e Intendencia. En la zona rural hubo el apoyo de las tenencias políticas.

En Azuay lo más grave ocurrió la noche del domingo 2 de mayo del 2021. La Policía ingresó a un casino clandestino en el cantón Gualaceo y detuvo a 14 personas que estaban en el interior. También se decomisó gran cantidad de bebidas alcohólicas.

El gobernador, José Jaramillo, dijo que es lamentable que existan ciudadanos que no han entendido la crítica situación sanitaria que enfrenta la red pública y privada de salud, por el incremento de contagios de covid-19 y el colapso de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

En total, el fin de semana hubo 90 detenidos en esta provincia y esa cifra es cuatro veces mayor a lo registrado el 24 y 25 de abril del 2021, cuando se retuvo a 23 personas, según el gobernador de Azuay, José Jaramillo. Los infractores fueron puestos a órdenes de la Fiscalía.