Los exteriores del colegio Benalcázar, en el norte de la urbe, estuvieron -este martes- prácticamente vacíos. Contrastaron con lo sucedido en la tarde y noche del lunes, donde hubo aglomeración de personas que habían ido a esa unidad educativa, lugar en el cual se instaló un punto de vacunación en contra del coronavirus.

El panorama se complicó aún más por la lluvia que tuvieron que soportar muchos adultos mayores y personas que los habían acompañado. Daniel Andrade había llegado a las 15:00 junto con su abuelo de 84 años y su tía abuela de 86 años para la segunda dosis de la vacuna prevista para las 16:50 y 16:55.

Casi seis horas después y antes de las 21:00 recién los inmunizaron. Luego de que llovió en el sector les habían permitido ingresar al colegio. A las 15:00, estimó que había unas 800 personas en dos filas. Sostuvo que se encontró a personas que estaban en el lugar desde las 10:00. La primera dosis la habían recibido en el colegio Dillon, proceso en el cual se demoraron dos horas. Andrade cuestionó al Ministerio de Salud Pública por la desorganización.

Algunas personas afirmaron que hubo gente que llegó al lugar sin la cita de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), mientras otras indicaron que, a pesar de estar mojadas, no les informaron si debían o no continuar con la tortuosa espera.

Sarita Berrones, viceministra de Salud, dijo que hubo personas que se trasladaron de otros cantones para ser inoculados a ese lugar, sitio que no les correspondía.

El panorama fue distinto un día después.

Roberto Castro fue a la unidad educativa -este martes- y estimó que se demoró 5 minutos hasta ser inmunizado. La notificación le llegó a su hijo hace dos días. Según Roberto, estuvo muy bien organizado.

Jonathan Guacho Bonilla, del Ministerio de Salud, explicó que -este martes- estaba planificado colocar la segunda dosi a 960 adultos mayores de Pfizer, para lo que instalaron trece brigadas.

Recordó que la vacunación se realiza con agendamiento y aseguró que hay mensajes maliciosos, para que personas sin cita acudan a los puntos de vacunación.

En caso de lluvia indicó que tenían un plan de contingencia.

El secretario de Gabinete, Jorge Wated, hizo un recorrido en el colegio Benalcázar. Expresó que colocando sillas y carpas se evita que haya fila.

El día de ayer, el caso de médicos que no estaban dentro de agenda (…). Da vergüenza que no sepan organizar un punto de vacunación. Aquí no podemos dejar de sancionar y de separar a la gente que no tiene el mínimo de conciencia y el mínimo de humanidad con los adultos mayores, Jorge Wated, secretario de Gabinete de la Presidencia de la República

Los problemas en la organización de la vacunación no son nuevos.

Casos similares sucedieron a inicios de abril en el hospital Docente de Calderón y la semana pasada en el Centro de Exposiciones Quito, aunque, de acuerdo con un comunicado del Ministerio de Salud Pública, el plan se desarrolla con normalidad en el país.