La Defensoría del Pueblo de Zamora Chinchipe, como Institución Nacional de Derechos Humanos, en el marco de sus competencias de monitoreo de las políticas de promoción y protección de los derechos, convoca al Comité de Operaciones de Emergencia Cantonal, (en adelante, COE) a implementar acciones más drásticas que eviten la expansión del COVID19 en la población, en tal virtud, se pronuncia al respecto:

La Defensoría del Pueblo de Zamora Chinchipe ha evidenciado que, si bien, el COE cantonal, ha dispuesto medidas de control ante la pandemia a nivel local, el crecimiento acelerado de contagios de COVID-19 en todo el país; y, en la provincia de Zamora Chinchipe, es notable; siendo su capital (Zamora) la que presenta el mayor índice de contagios con el agravante del alto subregistro e incremento del número de personas fallecidas.

Así también, es de extrema preocupación la falta de dispositivos médicos e insumos para la atención de pacientes Covid-19, desabastecimiento de medicinas, limitado número de vacunas, falta de unidad de cuidados intensivos en la provincia, el colapso del sistema de salud en Loja y en otras ciudades del Ecuador, la presencia de la variante “Brasileña” del COVID 19 en nuestra provincia, sin duda alguna agudizan la problemática que vive nuestro cantón.

El derecho a la salud está íntimamente relacionado con el derecho a la vida; en ese sentido, la Corte Constitucional del Ecuador mediante la sentencia No 679-18-JP/20, ha sido enfática en manifestar que el Estado tiene la obligación de precautelar este derecho fundamental mediante políticas públicas adecuadas que garanticen, entre otras cosas, la disponibilidad y el acceso a medicamentos de calidad, seguros y eficaces.

En tal virtud, la Defensoría del Pueblo de Zamora Chinchipe, como Institución Nacional de Derechos Humanos, en ejercicio de su atribución de protección de los derechos humanos de las y los habitantes del país, expresa su preocupación por la falta de aplicación de medidas oportunas que protejan el derecho a la salud y a la vida de las y los habitantes en la capital de provincia y exhorta al COE- cantonal que se apliquen, de forma urgente, medidas más drásticas relacionadas al aislamiento social emergente, declarar al cantón Zamora en color rojo del semáforo, para evitar la expansión del COVID-19 y su variante Brasileña, para lo cual se deberá priorizar el respeto y garantía del derecho a la salud, a la integridad y a la vida de las y los habitantes del país sobre cualquier consideración económica y/o política.