El movimiento internacional para demandar el fin del bloqueo y porque se reviertan todas las medidas que tomó el expresidente estadounidense Donald Trump contra Cuba, exige asimismo, el fin de las restricciones de viaje hacia la nación caribeña y la restauración del programa de reunificación familiar, suspendido por el magnate republicano desde 2017.

El Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, compartió desde su cuenta de Twitter este sábado que amigos de diversos continentes y movimientos de solidaridad protagonizarán, este fin de semana, una nueva caravana contra el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba.

En un mensaje anterior el mandatario destacó que «la voz de Cuba y el mundo contra el bloqueo se levantará otra vez el 23 de junio en la AGNU. Si en más de seis décadas esa política cruel ha provocado carencias a la familia cubana, en el último año, en medio de la pandemia, ha pretendido casi asfixiarnos».

Durante la jornada de este sábado, organizaciones y personas simpatizantes con la Revolución, especialmente en Europa, realizaron actividades en las redes sociales, movilizaciones en medios de transporte, paradas frente a las oficinas consulares de Estados Unidos, y otras iniciativas para pedir el levantamiento del bloqueo.

Este domingo, se desarrollarán acciones similares en más de 20 ciudades de Estados Unidos. Bajo la consigna Puentes de Amor, desde allí se demandará el reinicio de los trámites consulares, la eliminación de las más de 240 medidas impuestas por el exmandatario Donald Trump, y que se excluya a Cuba de la lista espuria de países patrocinadores del terrorismo.

También hay planificadas actividades en Canadá, México, Belice, Panamá, República Dominicana, Ecuador, Uruguay, Argentina, España, Bélgica, Francia, Serbia, Irlanda, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Nigeria, Namibia, Gambia, Benin, Túnez, Liberia, Etiopía, Egipto y Angola.

Estas iniciativas se ejecutan desde hace varios meses y en marzo último alcanzó a más de 60 ciudades del planeta, cumpliendo con las medidas epidemiológicas para evitar el contagio por la COVID-19, y con ello se pretende que haya un rotundo apoyo a la Resolución que Cuba presentará ante la ONU el próximo 23 de junio en contra del bloqueo.