Giovanni Bassu, representante de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en Ecuador, señaló que entregan a los migrantes forzosos venezolanos un kit para sortear el frio, el sol y protegerse del COVID-19.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) registra más de 500 venezolanos que cruzan la frontera de Colombia con Ecuador y caminan por la carretera Panamericana en su viaje hacia el sur del continente, para llegar hasta su destino final en Perú, Bolivia o Chile, o quedarse en suelo ecuatoriano.

«Cada día monitoreamos puntos cercanos frontera con Colombia y la Av. Panamericana e identificamos más de 500 caminantes venezolanos que huyen de su país«, indicó Giovanni Bassu, representante de Acnur en Ecuador en su cuenta de Twitter el martes 2 de marzo.

Bassu señaló que Acnur entrega a los migrantes forzosos un kit para sortear el frio, el sol y protegerse del COVID-19. Los venezolanos caminan a un lado de la fría carretera Panamericana llevando a cuestas unas mochilas.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados ha advertido que la desesperación de los venezolanos migrantes puede ser aprovechada por bandas criminales, al punto de llegar a convertirse en víctimas de la trata de personas.