Luego de que el Consejo Nacional Electoral notificara de los resultados preliminares de la primera vuelta electoral, el Consejo Ejecutivo Nacional de Izquierda Democrática, compuesto por su Presidente Nacional, representantes de todas las provincias, jefe de bancada, entre otros, resolvió no apoyar a ningún candidato en la segunda vuelta electoral.

La militancia de Izquierda Democrática siempre se ha caracteriza do por ser crítica e informada, por lo que meditará su voto y tomará las mejores decisiones para el país, dejando de lado las posturas radicales que han limitado las libertades y sumido al país en una espiral de corrupción y autoritarismo, apartados también de toda pretensión de privatizar la salud pública, la seguridad social o desarticular el estado, sus garantías y las prestaciones sociales de las que depende buena parte de la población nacional.

Por otra parte, Izquierda Democrática rechaza enfáticamente la falta de transparencia y la cantidad de irregularidades con las que el CNE ha llevado el proceso electoral, lo cual se hace más evidente aún ante la negativa de abrir la posibilidad de un examen especial al sistema informático por parte de la Contraloría General o la entrega de información de la base de datos a la Fiscalía General del Estado.

Conforme lo hemos dicho de manera oficial, si es que el CNE está seguro de la legitimidad y transparencia del proceso, no debería tener el menor reparo en que las entidades de control y justicia avalen que la voluntad popular no ha sido violentada.

Como Organización Política hacemos un llamado a los organismos internacionales como la OEA, MERCOSUR, IFES, COPPPAL y NNUU a pronunciarse respecto de todas las irregularidades y limitaciones que han tenido las organizaciones políticas para denunciar y garantizar transparencia en los escrutinios.

Desde la Asamblea Nacional como tercera fuerza política, buscaremos llegar a acuerdos de gobernabilidad para el país en base de una agenda programática, pero no cogobernaremos con ninguna opción en el ejecutivo y nos declaramos en oposición firme, analítica y propositiva por el futuro de todos los ecuatorianos.