Especialistas de Ecuador y México han supervisado la eclosión de nueve tortugas marinas laúd, la especie de quelonios más grande del mundo que se encuentra en la «lista roja» de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). 

Así lo informó este martes el Ministerio del Ambiente en un comunicado en el que precisó que las nueve tortugas marinas de la especie (Dermochelys coriácea) eclosionaron en la playa Punta Bikini, ubicada en la provincia costera de Manabí (oeste). 

El nacimiento de las tortugas ha sido supervisada por personal del Ministerio y especialistas de Ecuador y México que pertenecen a la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas (CIT), añadió la fuente. 

Explicó que, con el fin de alcanzar una eclosión exitosa, personal del Refugio de Isla Corazón y Fragatas, con el apoyo de la organización WildAid y de la fundación «Contamos Contigo Ecuador», reubicó un nido de tortugas laúd que corría el peligro de daños por los efectos de los temporales que afectan a Manabí. 

En la reubicación de 20 huevos se aplicó una técnica conocida como «ex situ de incubación», que permitió la eclosión de nueve especímenes, apuntó el Ministerio en su texto. Daniel Alava, veterinario del Refugio de Isla Corazón y Fragatas, señaló que «tras el registro de la información de los neonatos se procedió a su liberación en el mismo lugar donde se ubica el nido». 

«Este nuevo nacimiento nos ha permitido determinar que podemos lograr una tasa elevada de eclosión de estas tortugas de forma artificial, lo que representa un hito para el Ecuador en materia de conservación», afirmó. 

Esta es la segunda ocasión en que se logra la eclosión en la costa de la provincia de Manabí de una especie que tiene un bajo rango de reproducción, pues se estima que apenas la mitad de los huevos dejados por las madres en las playas logran eclosionar. 

A ello se suma un descenso sostenido en los nacimientos desde 1980, lo que ha llevado a que la tortuga laúd se ubique en la «Lista Roja» de la UICN en el apartado de «vulnerable», mientras que en el océano Pacífico oriental se encuentra «en peligro crítico», precisó el Ministerio. Agregó que esta nueva eclosión representa «un logro en el desarrollo de técnicas para el manejo de la especie laúd en la costa ecuatoriana». 

En enero pasado, las autoridades del país informaron del nacimiento en la costa manabita de 60 tortugas laúd, la más grande del mundo, que puede llegar a medir hasta tres metros de largo y pesar hasta una tonelada. 

Esta especie -que habita en aguas templadas tropicales, subtropicales y subárticas de los océanos Atlántico, Pacífico e Indico- ha anidado en costas ecuatorianas en el pasado, aunque en dos ocasiones, entre 2015 y 2017, los huevos no eclosionaron.