El cantón Yantzaza se alista a celebrar sus 40 años de vida política, para lo cual ha preparado un programa que incluye eventos socioculturales, artísticos, deportivos y turísticos. El 26 de febrero, día principal, las actividades iniciarán con salves y dianas, bandas de pueblo, seguidamente de la Sesión Solemne que se realizará de manera presencial; además contará con presentaciones artísticas y serenatas en las diferentes parroquias.

El “Valle de las Luciérnagas”, sobrenombre que recibe el cantón, está ubicado al sur de la Amazonía ecuatoriana. Limita al norte con la provincia de Morona Santiago y el cantón El Pangui, al sur con el cantón Centinela del Cóndor, al este con el Perú y al oeste con el cantón Yacuambi y el cantón Zamora.

Creada el 26 de febrero de 1981, Yantzaza es reconocida como la capital económica, agrícola y turística de la provincia, se caracteriza por la calidez de su gente, que hacen de esta tierra un lugar apreciado por los visitantes.

El verdor de sus paisajes, la variedad de su flora y fauna, sus cascadas, ríos, cuevas, la variada gastronomía propia de la zona y sus pueblos ancestrales, han constituido en estos últimos años un atractivo turístico potencial para los viajeros que se dan cita en el cantón.

A tan solo 21km del centro de Yantzaza y después de una caminata de 30 minutos, los aventureros podrán disfrutar de las cascadas de la parroquia Chicaña, donde es posible realizar senderismo o tomar un baño con las refrescantes y cristalinas aguas de las cascadas, en un salto de aproximadamente 40 metros.Entre las cascadas más visitadas encontramos: El Descanso, El Tobogán, Feliz Aventura, Isabela, La Maravilla, Gruñona y otras. En el casco urbano de Chicaña también se encuentran los guías turísticos locales que conducen a los visitantes a las cascadas del Salado, donde también se encontrarán cavernas.

San Vicente de Caney es otra opción de visita. Esta área culturalmente rica está conformada por tres pueblos que coexisten juntos: Shuar, Mestizo y Saraguro, cada uno con auténticas tradiciones ancestrales, donde también se encuentra una variedad de flora y fauna exótica, acompañada de saltos de agua, ríos, riachuelos y extraordinarias cuevas.

Me Quedo En Ecuador para disfrutar de este destino amazónico, cumpliendo con todas las medidas de bioseguridad establecidas para el cuidado de todos.