En medio de un reñido conteo que persiste tres días después de las elecciones, el candidato del Movimiento CREO, Guillermo Lasso, superaba este miércoles y por escaso margen a Yaku Pérez, del Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik, de acuerdo a datos del Comité Nacional Electoral (CNE) de Ecuador.

De mantenerse esta tendencia, Lasso pasaría a disputar el ballotage contra el candidato Andrés Arauz, de la correista Unión por la Esperanza, quien fue el más votado en las elecciones del domingo con el 32,45% pero que no logró el porcentaje necesario para ganar en primera vuelta.

Desde los primeros resultados, Lasso se encontraba en el tercer lugar pero muy cerca de Pérez, dirigente indígena que había sorprendido con su notable desempeño electoral.

Este miércoles por la tarde, sin embargo, Lasso pasaba al frente con el 19,63% de los votos (1.770.272) contra el 19,62% de Pérez (1.769.253), una diferencia de apenas el 0,01% o 1.019 votos. En tanto se alcanzó el 99,81% de las actas escrutadas.

Ecuador vive por tercer día consecutivo una tensa espera para conocer al segundo candidato presidencial que pasa al ballotage del 11 de abril, entre llamamientos desde el movimiento indígena a la “gran movilización” y los de distintos poderes del Estado para mantener la calma.

Saliéndose de un estricto silencio en temas electorales, el presidente Lenín Moreno, que dejará el poder el 24 de mayo, ha tenido que pedir a todas las partes “calma”, “paciencia” y “prudencia”.

En un video grabado, dijo que la respuesta la tiene el CNE con el acompañamiento de observadores internacionales.

Ellos tendrán que “certificar al país los resultados definitivos”, subrayó al instar a ese organismo, los candidatos y la sociedad al “irrestricto cumplimiento a la ley”.

Pero, a la vez, invitó al CNE a que “atienda todos los pedidos de revisión que los candidatos requieran”.

A su llamamiento se han sumado, en un comunicado conjunto, los jefes de la Asamblea Nacional, el Consejo de la Judicatura y la Función de Transparencia y Control Social.

Yaku Pérez, que está a la expectativa de ver si pasa a la segunda vuelta de las presidenciales en Ecuador, acusó este martes al ex presidente Rafael Correa (2007-2017) de “meter la mano” en el recuento electoral y pidió “paz” a sus seguidores.

Es en las “actas inconsistentes (con incidencias) donde podrían meter la mano invisible, que es una mano desde Bélgica (donde reside actualmente Correa), a la que no le interesa que pase Pérez a segunda vuelta, sino que pase el candidato (centroderechista) Guillermo Lasso”, afirmó Pérez a los medios antes de una reunión con el Consejo Nacional Electoral (CNE) y la Misión de Observación Electoral (MOE) de la OEA.

Dicha reunión se celebró a instancias de una recomendación presentada el lunes por la jefa de la MOE, Isabel de Saint Malo, con el fin de reducir las tensiones que han surgido en el país por el empate técnico registrado en los comicios presidenciales del domingo.