Las acciones violentas fueron enfrentadas por miembros de la Policía Nacional, apoyados por efectivos militares.

El Ministerio de Gobierno y la Policía Nacional de Ecuador confirmaron este martes la ocurrencia de motines simultáneos en tres establecimientos penitenciarios del país, enclavadas en Guayaquil, Cuenca y Latacunga.

Según las autoridades, los motines estarían ocasionados por las disputas entre bandas rivales a lo interno de las prisiones. Hasta el momento se han confirmado ocho internos fallecidos en la cárcel de Guayaquil y dos en la de Cuenca. Al propio tiempo, varios heridos también han sido reportado.

Los incidentes habrían comenzado la noche del lunes, cuando las personas privadas de la libertad tomaron como rehenes a guías penitenciarios, los que fueron liberados sin novedad tras negociaciones.

Grupos tácticos de la Policía ingresaron a los centros para contener la violencia interna. Mientras que personal militar se trasladó hasta los exteriores de las cárceles para apoyar en las operaciones.

El Ministerio de Gobierno instaló un Puesto de Mando Unificado para monitorizar la situación, desde el que el ministro de esa cartera, Patricio Pazmiño, sostuvo que se gestionan «acciones para recuperar el control”.