Con el objeto de garantizar la accesibilidad a plataformas educativas, la Coordinación Zonal 7, a la pertenecen las provincias de Loja, El Oro y Zamora Chinchipe, del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) y el Gobierno Autónomo Municipal de Yantzaza, suscribieron un convenio para la adquisición y entrega de 80 tablets para niñas, niños y adolescentes usuarios del proyecto de Erradicación de Trabajo Infantil (ETI).

El monto total para este convenio por parte del GAD de Yantzaza es de USD. 42 000. El MIES coordinó el levantamiento de informes socio económicos y la identificación de los beneficiarios para poder entregar este insumo tecnológico.

José Vicente Ordóñez, coordinador del MIES Zona 7, mencionó que el trabajo infantil priva a niñas y niños de su infancia, limita su potencial y lesiona su dignidad. “Lo que se busca es que se apliquen las políticas públicas para que estudien, mejoren su calidad de vida y así garantizar así su desarrollo integral”, agregó.

Por su parte, Anita Ochoa, coordinadora de Acción Social del GAD de Yantzaza, manifestó que el compromiso de ambas instituciones es garantizar los derechos de los niños y protegerlos de un sinnúmero de peligros a los que están expuestos en las calles. “No es una responsabilidad de los niños generar ingresos para el hogar a través del trabajo, esperamos que estos insumos tecnológicos constituyan un incentivo para que se comprometan con sus estudios”.

Durante este lunes y martes, las autoridades entregaron los dispositivos a los 160 núcleos familiares que son parte del proyecto de Erradicación del Trabajo Infantil del MIES. Una de las personas beneficiarias con este insumo es María L., de 13 años, quien destacó el apoyo de las autoridades y dijo sentirse feliz de contar con una Tablet, ya que esto le permitirá continuar con sus estudios, que debido a la emergencia sanitaria se lo hace de manera virtual.

Erradicar el trabajo infantil es una de las prioridades en la política social del Gobierno Nacional, es por ello que el MIES y el GAD de Yantzaza ejecutan un trabajo conjunto para restituir los derechos de niñas, niños y adolescentes que trabajaban para completar los ingresos familiares. La inversión del MIES para la atención a este grupo poblacional, supera los USD. 129 000 anuales en este cantón.