La mortalidad inusual en el Ecuador se extendió a enero de este 2021 y en algunas ciudades como Quito ya se habla de una segunda oleada del coronavirus.

En el primer mes del año, el Registro Civil reportó 8 654 defunciones por todas las causas, incluidas el covid-19 en el país, lo cual significa que se dieron 1 755 muertes por encima de lo registrado en enero del 2020.

Estos 1755 fallecidos inusuales de enero del 2021 se suman a los 39 861 de los 10 primeros meses de pandemia, que resultaron de la comparación de registros del 2019 y del 2020. Hay que recordar que la emergencia sanitaria nacional está desde marzo pasado.

De forma global, de las 41 616 muertes excesivas que se contabilizan hasta el 31 de enero del 2021, el 81% se concentra en seis provincias: Guayas, Pichincha, Manabí, El Oro, Santa Elena y Tungurahua.

Al analizar únicamente los datos de enero pasado se ve que las muertes en exceso se duplicaron al pasar de 739, en diciembre del 2020, a 1755, a escala nacional.

Esta duplicación de fallecimientos se da en el contexto de la aparición de la nueva variante del coronavirus, la cual es considerada más contagiosa y, de que nuevamente las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) experimenten una escalada de la demanda de atención, tras las festividades de fines de año.

Pero hay que destacar que, si bien este 81% de mortalidad continúa en seis territorios, en enero ya no se incluye a tres provincias del Litoral: Manabí, El Oro y Santa Elena y más bien están Cotopaxi, Carchi y Los Ríos.

¿Qué ha ocurrido en Guayas? Esta provincia cayó a 255 fallecidos inusuales en diciembre anterior, pero este mes volvió a subir a 514, es decir, el doble, por lo que dejó en segundo lugar a Pichincha. La afectación sigue concentrándose en Guayaquil, donde las UCI están al límite y las aglomeraciones son recurrentes.

La subida en Pichincha ha sido un poco menor, al pasar de 329 a 504 fallecimientos en exceso, entre diciembre y ​enero. Quito se mantiene como la ciudad más afectada de la provincia y el país, pero es en donde más detección de casos se realiza.

Durante la última semana de enero, entre el 25 y 31, el índice de velocidad en la reproducción del virus se ubicó en 1,39, cuando las semanas previas estaba en 1. Frente a ello, Ximena Abarca, secretaria de Salud del Municipio, aseguró que están perfilando una segunda oleada de contagios en el Distrito Metropolitano de Quito.

En el caso de Tungurahua y Carchi triplicaron sus cifras con relación a diciembre; mientras Cotopaxi escaló seis veces las muertes excesivas.

La provincia que más sorprende es Los Ríos, pues no tenía mortalidad inusual desde septiembre del 2020 y en enero pasado registra 73. Otras 14 provincias están con mortalidad inusual por debajo de los 100 cada una y apenas cuatro no han tenido este problema al arrancar el año. Se trata de Orellana, Morona Santiago, Loja y Esmeraldas. Esta última localidad mantiene esta tendencia desde septiembre pasado y Loja está así desde noviembre.