Una ola de preocupación se ha levantado, a nivel internacional, por lo que implica el acuerdo entre el Consejo Nacional Electoral y los candidatos presidenciales Yaku Pérez y Guillermo Lasso para el recuento de votos. Advierten la falta de fundamento legal de este pacto.

Para la eurodiputada Idoia Villanueva, “lo que estamos viendo en Ecuador es inaudito. Los candidatos Pérez/Lasso llegan a un acuerdo con el CNE de revisar el 100% de las actas de Guayas y el 50% de 16 provincias. Aleatorio y sin fundamentos legales. ¿Qué papel se arroga el CNE en esto? ¿Quién decide, quién observa?”, cuestiona.

A criterio de Esther Miranda, asesora de política internacional, el trinomio Pérez-Lasso-CNE acuerda hacer un recuento parcial de los resultados, sin pruebas ni fundamento legal, ni consulta a los candidatos. ¿Dónde está la democracia, Ecuador?, pregunta.

Antón Gómez-Reino, diputado de Podemos, escribe en su cuenta de Twitter: “ATENCIÓN A ECUADOR. Se están dando movimientos para alterar el resultado democrático. El órgano electoral, bajo auspicio de la OEA (¿otra vez la OEA?) acuerda con dos candidatos perdedores, al margen de la ley electoral, iniciar un recuento bajo criterios discrecionales.

Enrique Santiago, secretario general del Partido Comunista de España, advierte: “En marcha #GolpeDeEstado en #Ecuador para evitar victoria electoral de @ecuarauz. Los dos candidatos perdedores ponen a su servicio el Consejo Nacional Electoral para eliminar los votos de Arauz. La Fiscalía colombiana, experta en entrampamientos, injiere en el proceso electoral”.

Juan Carlos Monedero, politólogo español, alerta que en Ecuador, la OEA, responsable de validar el golpe de Estado en Bolivia, está acordando medidas con el CNE y los candidatos perdedores de las elecciones, al margen de la candidatura ganadora de Arauz. Cuidado no vuelvan a hacer lo mismo. ¡Atenta la observación electoral!