Los crímenes se ejecutan con armas de fuego. La Policía sabe que los sicarios utilizan automóviles sin placas o motocicletas para huir luego de atentar contra las víctimas. El director de operaciones de la Policía, Fausto Salinas, indicó la mañana de este miércoles 27 de enero que el último año se evidenció un aumento de muertes violentas y de casos relacionados con el sicariato en el país, con relación al 2019.

Según los datos oficiales, en 2020 hubo 764 muertes relacionadas directamente a la violencia criminal. En esa estadística se recoge el número de víctimas mortales tras asaltos, sicariato o por ajuste de cuentas. Mientras que en el 2019 hubo 92 casos menos.

“El sicariato ha incrementado”, señaló Salinas en una entrevista con este Diario. Él indicó que hay casos específicos en los que todavía no se han determinado las causas del móvil como el asesinato al candidato a la Asamblea, Patricio Mendoza, o el último hecho violento contra el presentador de televisión, Efraín Ruales. “Todo se está investigando”.

El oficial indicó que hay otros casos en los que los móviles se relacionan con “ajuste de cuentas” o temas de microtráfico o tráfico de drogas a gran escala.

Últimos casos de sicariato en el país.

11 de enero 2021: Un hombre de 28 años fue asesinado en la noche en las calles Santa Rosa y 11va. Norte, en Machala. La Policía informó que un grupo de cuatro atacantes llegaron en un automóvil y forzaron la seguridad de la puerta del cerramiento de la casa de la víctima. Ahí lo dispararon en ocho ocasiones. Los vecinos indicaron que las detonaciones los despertaron. Vieron que segundos después, un vehículo que se alejó a toda velocidad.

6 de enero de 2021: Una mujer de origen paraguayo fue asesinada en la calle 9na y Cristóbal Colón, en Guayaquil. La Policía informó que la víctima se movilizaba en una camioneta Ford 150 cuando fue atacada con cuatro disparos. Entonces, Dennis Cárdenas, de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida (Dinased), descartó que el caso se haya tratado de un robo y se maneja la investigación como un presunto sicariato.

28 de diciembre de 2020: José Luis Zambrano González, alias ‘Rasquiña’ o ‘JL’ era señalado por la Policía como el cabecilla de la banda delictiva ‘Los Choneros’, que opera en Manabí, Los Ríos, Guayas y una parte de Esmeraldas. Su muerte, ocurrida el 28 de diciembre, se produjo cinco meses después de que recuperara su libertad. Alias ‘JL’ fue acribillado por un hombre que ingresó a una cafetería, ubicada en la zona comercial de Manta. Ese mismo día, dos personas fueron atacadas en el barrio San José de Manta, una de ellas murió luego de recibir seis impactos de bala. La víctima registraba más de diez antecedentes penales.

21 de diciembre del 2020: Patricio Mendoza, de 56 años de edad, y entonces candidato a asambleísta por Los Ríos del partido político Avanza, fue víctima de un atentado. El político terminaba de dar una entrevista en un medio de comunicación digital y cerca de las 21:00 en la parroquia San Camilo en Quevedo (Los Ríos). Hasta el lugar llegaron dos personas en motocicleta y dispararon por al menos 15 ocasiones. Los testigos indicaron que la víctima presentaba heridas en su cabeza, abdomen y muslo.