El informe general de la Contraloría, de agosto de 2019, señala que el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) no recuperó $15’800.628,82, correspondientes a abonos entregados a prestadores de salud privada de Quito, para solventar los servicios médicos.

El IESS pagó $930.381,95 en exceso por insumos médicos y medicamentos que no formaban parte del Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos y por servicios de salud que se cancelaron sin considerar la tipología del prestador. Desde 2012, un convenio interinstitucional rige la Red de Salud Pública.

En este se establecen tarifarios y tipología para determinar costos. Las prestadoras externas de salud incluyeron insumos que no estaban contempladas en este tarifario, lo que derivó en los pagos señalados por auditoría.

Asimismo, entre 2013 y 2014, la entidad canceló en exceso $901.076,29 a 4 prestadores de salud privados, sin descontar los pagos realizados en fechas anteriores bajo el concepto de “abonos”.

También se identificó que, en el 2014, se canceló $282.370,55 de forma duplicada, por atenciones liquidadas en el 2013.