El asesinato del extranjero Juan Ascuntar (34), quien recibió cuatro disparos, en una de las trochas que comunican a Ecuador y Colombia, a la altura de La Ladrillera, en territorio ecuatoriano, a dos km del puente internacional de Rumichaca, motivó la intensificación de los controles combinados en este sector.

El violento hecho aún no ha sido aclarado y ha puesto en evidencia la presencia de una supuesta organización delictiva integrada por medio centenar de migrantes, que estaría operando a los dos lados del río internacional Carchi-Guaitara, en ambos lados de la frontera.

La banda estaría liderada por alias “El Viejo”, que es buscado por la Policía colombiana. Según los usuarios frecuentes de estos caminos, los extranjeros cobran una suerte de peaje a los que cruzan el afluente fronterizo (río Carchi) por improvisados puentes, tarabitas o boyas.

Diariamente las picas son utilizadas por más de dos mil personas, entre pequeños comerciantes y ciudadanos fronterizos que realizan actividades de comercio en las ciudades de Ipiales y Tulcán.

Son usadas también para el paso irregular de medicinas e insumos médicos; contrabando de mercancías y cigarrillos; tráfico de alcaloides, pertrechos militares, dólares falsos, moneda americana, lingotes de oro; trata de personas, entre otros delitos.

Un helicóptero de Aeropolicial el pasado domingo reinició sobrevuelos por el límite binacional con el propósito de controlar esta zona, que se ha vuelto peligrosa, debido a los asaltos y ataques generados contra las personas que utilizan estos pasos no autorizados.

Edgar Maroto, jefe de la Policía Judicial de la Sub Zona Carchi, confirmó que han sido reforzados los patrullajes. El domingo anterior las policías de los dos países, en La Ladrillera retiraron y destruyeron varios árboles que estaban tendidos sobre la ría que unían a los dos países.

En cambio que este jueves, un operativo de vigilancia desarrollado entre militares y policías a la altura de El Brinco, a dos km de Rumichaca, destruyó un puente artesanal de madera, utilizado para movilizar contrabando y a personas, previo el pago de peajes, informó la Brigada de Infantería Andes.

Durante la acción fueron decomisadas tres armas blancas a ciudadanos de nacionalidad extranjera que fueron sorprendidos en el sector, los cuchillos fueron entregados a la Policía Nacional.