Volver la mirada al campo es uno de los ejes fundamentales de la administración del prefecto Cléver Jiménez, en este sentido la empresa pública AGROPZACHIN del Gobierno Provincial les apuesta a otras alternativas de producción, una muestra de ello es el cultivo de papaya criolla que realiza don Jacinto Ortiz en la parroquia El Guismi del cantón El Pangui.

En una visita que realizó el equipo de Comunicación Social de la Prefectura constató cuatro hectáreas de terreno, distribuidas en tres parcelas, en la primera 1.200 plantas, en la segunda plantación 800 plantas y en la tercera 500, las dos últimas ubicadas en el Guismi.

Don Jacinto arribó al cantón El Pangui hace diez años, es oriundo de la provincia del Guayas y comenzó a trabajar en otra actividad que no era la papaya, pero con el pasar de los días se dio cuenta que su labor por la agricultura era más fuerte y decidió emprender.

Para la implementación para estos cultivos el productor arrienda los terrenos donde implementa esta actividad en un costo de 800 dólares cada una, al inicio fue un poco complicado, pero con el pasar del tiempo le fue dando rentabilidad en su negocio, lo que ha permitido poder adquirir su propio terreno, construir su casa y mantener a su familia integrada de 7 personas.  

Trabaja con la papaya criolla y eso le ha dado excelentes resultados por ser más vendible, cada planta tiene un cargue de entre ocho a diez frutos. Su producto lo expende a los comerciantes de la ciudad de Loja, todos los días viernes entrega entre 200 a 300 papayas y eso le genera una rentabilidad económica de 400 dólares semanales.

El resultado de este proyecto tiene mucho que ver con el asesoramiento técnico de la empresa pública AGROPZACHIN de la Prefectura. A decir de Jacinto Ortiz “he mejorado en un 100% las cosechas, pues antes lo hacía a la “criolla” como lo llaman, pero ahora es totalmente diferente”.

Walter Espinosa está al frente del cantón El Pangui y nos indicó que el tema productivo el fuerte de AGROPZACHIN ha permitido buscar nuevas alternativas, una de ellas es la plantación de papaya, “con ello buscamos la reactivación de la producción y qué mejor hacerlo con nuevas ideas, nuevos emprendimientos”.

Durante este tiempo de trabajo se ha complementado con las labores que él mismo las realiza la aplicación de nuevas técnicas en el manejo de la raíz, selección de la semilla, de la flor, plantas en el vivero y la plantación en sí, entrega de abonos e insumos “la idea es que mejore la producción de lo que tenía antes a lo de ahora”, explicó Espinosa.

En el terreno que es de su propiedad tiene también un vivero donde realiza el llenado de fundas para luego poner a germinar la semilla, y lo hace en compañía de su familia. En este sentido agradece al prefecto Cléver Jiménez por apoyar estas labores agrícolas y a la empresa AGROPZACHIN por todos los conocimientos brindados para que este emprendimiento tenga el resultado esperado.