Las caminatas de peregrinación al santuario de la Virgen de El Quinche, en el nororiente de Quito, se suspendieron este año debido a la pandemia.

Sin embargo, las misas virtuales y los sobrevuelos con la Virgen, así como la bendición a los devotos, son algunas de las actividades previstas. Cada mes de noviembre miles de personas acuden, en romería, a este santuario.

El comandante de Policía del Distrito Tumbaco, Marco Muñoz, explicó que desde las 17:00 de ayer se inició el operativo de seguridad, con el fin de evitar que personas se transporten en vehículos o caminando hacia la iglesia.

Los puntos de seguridad son Calderón, Oyacoto, Guayllabamba, Ascázubi, los redondeles del Colibrí (Valle de los Chillos) y de Palugo (Pifo), Yaruquí y Checa. Además, se pusieron vallas metálicas a la entrada de El Quinche.

El control estará a cargo de 220 uniformados.

A partir de las 10:00 de hoy un helicóptero de la Policía Nacional realice un sobrevuelo por la zona urbana de Quito con la imagen original de la Virgen. Al mismo tiempo, el arzobispo de Quito, Alfredo Espinoza, ofrecerá bendiciones a los fieles. Mañana, a la misma hora, el sobrevuelo será por la zona rural de Quito, irá Cayambe y llegará a Ibarra (Imbabura).

El padre, Javier Ramiro Piarpuzán, párroco del Santuario de Nuestra Señora de la Presentación de El Quinche, explicó que la novena empezó el 12 de noviembre, a través de las redes sociales y emisoras radiales.

El viernes y sábado, que se destinaban a la romería, fueron modificados con vigilias desde casa. “Desde las 19:00 hasta las 06:00 habrá cantos, animaciones, eucaristías, pero todo virtual.

El santuario y el Campo Mariano estarán completamente cerrados”, dijo. La semana siguiente, el santuario estará abierto, pero con aforo limitado y medidas de bioseguridad.

La iglesia recomendó poner banderas y globos blancos en terrazas y ventanas para celebrar el sobrevuelo de la Virgen e hizo un llamado a no perder la fe y cuidar la vida de la familia, en casa, evitando aglomeraciones.

Gloria Álvarez, devota de la Virgen de El Quinche, manifestó que saldrá a saludar a la imagen desde la terraza de su casa en la parroquia de Pifo. “Hay que pedir a la santísima Virgen que nos bendiga, por la salud de los enfermos y por la vida de nuestras familias. Aunque no podamos estar presencialmente lo haremos de manera espiritual”.