Con tres vehículos blindados se refuerzan controles en Macará, frontera sur que sigue cerrada en Ecuador

Hasta el Batallón de Infantería motorizado número 21 Macará (en la provincia de Loja) llegaron procedentes de la ciudad de Loja tres vehículos blindados para incrementar los controles en la frontera sur del país.

Los controles se intensificarán una vez que termine este domingo el estado de excepción en Ecuador, que se decretó en marzo pasado y que se renovó por varias ocasiones como parte de las medidas implementadas por las autoridades nacionales para frenar los contagios por el COVID-19, la pandemia mundial que continúa vigente.

Estos tres vehículos blindados serán utilizados para el transporte de personal militar. Así se fortalecerán todas las operaciones que al momento se están realizando en toda la línea de frontera, desde Zapotillo hasta Macará.

«Estos vehículos son a oruga (no usan llantas convencionales), entonces tienen unas características especiales que pueden ir a lugares que otros vehículos a llanta no pueden ingresar», afirma Álvaro Aragón, comandante del destacamento militar fronterizo.

Al momento, según la autoridad se realizan los ensayos respectivos, determinando las características de estos carros y en terreno, por donde tendrán que desplazarse.

Estos tres blindados se suman al trabajo de vigilancia fronteriza y de apoyo a otras instituciones de control que realiza el helicóptero que sobrevuela Macará y Zapotillo, una vez por semana. En la zona también está la unidad hipomóvil, que vigila sectores fronterizos.

«(Con esto se da) apoyo a otras instituciones que combaten el contrabando, la migración, el flujo migratorio ilegal, el contrabando de combustible entre otros (ilícitos)», dice Aragón.

En zonas fronterizas de Ecuador había preocupación por el fin del estado de excepción, pues se pensaba que se reabrirían los pasos con Colombia y Perú.

Pero el viernes último, en la reciente resolución del COE nacional se indicó que las fronteras terrestres y los puertos marítimos continuarán cerradas.

«Únicamente se mantienen abiertos los centros Binacional de Atención en Frontera Rumichaca con Colombia y Huaquillas con Perú para actividades de comercio exterior e ingreso de ciudadanos nacionales y extranjeros residentes conforme requisitos», dice la resolución del COE nacional del viernes 11.