El expresidente de Ecuador Abdalá Bucaram, fue internado en una clínica de Guayaquil

El expresidente de Ecuador Abdalá Bucaram, en arresto domiciliario por su presunta relación con un trama de corrupción, fue internado en una clínica de Guayaquil debido a un paro cardíaco, informó este miércoles a la AFP su abogado, Cristian Romero. A Bucaram, de 68 años, “le dio un paro cardíaco. Estaba en la casa cuando el rato menos pensado se desplomó”, señaló Romero vía telefónica.

El exmandatario, que tiene instalado un marcapasos, fue ingresado para una cirugía en una clínica de la ciudad de Guayaquil (suroeste) con “pronóstico reservado”, según el abogado.

Destituido en 1997 por el Congreso a solo seis meses de haber asumido la presidencia, Bucaram cumplía arresto domiciliario desde el 14 de agosto por su supuesta participación en un intrincado caso de corrupción en la venta de insumos médicos durante la emergencia sanitaria por la pandemia.

El caso habría llevado al asesinato en prisión de un israelí a comienzos de este mes. Bucaram, que el fin de semana pasado anunció que será candidato a la Asamblea Nacional y desistió de correr por la presidencia en los próximos comicios, también enfrenta otros procesos por los delitos de tráfico de armas y bienes patrimoniales.

El comandante policial de Guayaquil, Víctor Araus señaló a diario El Comercio que Bucaram había sido trasladado a un hospital para una evaluación médica. “Conozco que no es nada grave”, comentó Araus.

Antes de recibir orden de prisión domiciliaria, Bucaram ya estaba bajo vigilancia domiciliaria, mediante un grillete electrónico, por otras indagaciones por corrupción.