Gobierno Nacional "Indolente", así lo califican los médicos Lojanos

Como deshumanizante e indolente. Así califican los médicos lojanos al Gobierno Nacional, frente al no pago de sus haberes correspondientes al mes de julio. En señal de protesta empiezan a ser más evidentes las medidas de colgar los mandiles en las barandas de los centros y subcentros de salud. Médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería, laboratoristas, en fin, todos los integrantes del nivel de atención primaria de salud se encuentran impagos.

El presidente del Colegio de Médicos de Loja, Pablo Carrión Jaramillo, manifiesta que es medio mes de agosto y aún no cancelan a este sector. “Vale recordar a las autoridades y a la señora gobernadora (Lorena Costa), como representante del Ejecutivo en el medio local, que los compañeros sanitarios del nivel primario son quienes atienden a aproximadamente al 80% de pacientes Covid-19 diagnosticados, que son las personas que se encuentran en procesos de confinamiento domiciliarios”, dice.

Agrega que es este personal el que, diariamente, recorre calles y caminos de la ciudad y la provincia de Loja en la búsqueda de nuevos casos de Covid-19. Su labor es el diagnóstico, el tratamiento y el seguimiento de pacientes sintomáticos leves, moderados, para evitar la diseminación y el contagio.

“A ese personal que en forma diaria expone su vida es a quien no se le paga. Hay que considerar que de sus haberes mantienen núcleos familiares, adquieren sus propias prendas de seguridad para poder cumplir un trabajo, por lo menos, con niveles aceptables de evitar un riesgo de contaminación y obviamente de muerte”, enfatiza el galeno.

El dirigente señala que no es justo que al personal que el pueblo ecuatoriano lo respalda y que lo ha calificado de héroe por estar en primera línea, enfrentando al virus, ahora no se le cancele sus emolumentos.

“El Ministerio de Salud los ha abandonado”, precisa Pablo Carrión, al tiempo cuestiona la actitud del titular de esa cartera de Estado, en el sentido que pasa esa competencia a los ministerios de Trabajo y Finanzas, lo cual “desdice de su condición de médico porque el médico por naturaleza debe ser solidario con su clase y con su sector al que se debe: el de salud”.

En ese sentido, dice que se ha procedido a colocar los mandiles, que son los símbolos de esta profesión, en barandas y cercos de centros y subcentros, tanto de la ciudad, provincia y el país en general para decir al Gobierno Nacional “aquí estamos presentes en nuestras trincheras, batallando, a pesar del abandono en el que nos mantienen”.

VIAHORA32
Artículo anteriorEstados Unidos prohíbe los vuelos privados a Cuba, otra medida para afectar la economía de la isla
Artículo siguienteMunicipalidad de Yantzaza dona kits alimenticios a usuarios de centros infantiles