La Victoria de Imbana, creada en la presidencia de Camilo Ponce Enríquez, un 14 de Julio de 1960, en registro oficial Nº 1171, en el acuerdo Nº 9623.

La Victoria de Imbana, es una de las seis parroquias rurales del cantón Zamora, provincia de Zamora Chinchipe y fue declarada como “La Tierra del Tapir (danta) y de encantos Naturales”, por la abundancia de esta especie de animales que se encuentran en el bosque protector Corazón de Oro, zona protegida dentro del Corredor de Conectividad Podocarpus-Yacuambi.

Esta parroquia se ubica a 70 minutos de la ciudad de Loja, su población es de 1.228 habitantes de acuerdo a la proyección poblacional del año 2014, de la cual el 22,82% son indígenas y el 75,52% son mestizos. Cuenta con una vía de acceso de tierra, que permite la llegada de toda clase de vehículos.

La parroquia La Victoria de Imbana hace algunos años atrás, trabaja en varios proyectos para fortalecer el turismo en toda la zona, aprovechando sus potencialidades y generando nuevos productos que permitan al turista identificarla como una tierra mega-diversa.

Se caracteriza por su gente amable, que vive la interculturalidad entre Kichwas Saraguros y mestizos, quienes se dedican a la producción pecuaria y agrícola. Recientemente se ha implementado la producción piscícola de la trucha, así como cultivos de mora, granadilla, café, quinua y producción de miel de abeja que se provee a los mercados de la región.

Esta parroquia cuenta con una gran variedad de atractivos naturales como los cerros Los Tres Picachos, Chivatos, Corazón; así como importantes cascadas como la Unión, El Salado, Las Palmas, y el río Negro, sector Peña Blanca.

También se registra un gran potencial hídrico con importantes ríos como, La Merced, en el barrio La Florida; El Cristal, San Juan del Oro y el río Tambo Blanco, que sirve de proveedor de agua para el Plan Maestro de Agua Potable de la ciudad de Loja. También cuenta con dos vertientes de agua mineral en los barrios barrio La Unión y La Libertad, así como las lagunas del cerro Chivatos, Peña Blanca y el sector La Esperanza del barrio Los Guabos.

Otros atractivos que son conocidos en la zonas son los yacimientos de piedra de hoja, en el barrio Los Guabos, el mirador del barrio Tibio Alto, Altar de Los Incas, en el barrio Tambo Blanco, los batanes de piedra de moler, restos fósiles y arqueológicos en el barrio San Juan del Oro; restos fósiles en el barrio Los Guabos, sitio El Dudal y piedras talladas en el barrio La Libertad.

Su nutrida gastronomía es una razón más para visitar la parroquia Imbana, donde los turistas pueden disfrutar de las deliciosas papas con cuy, vino de mora, zambo con leche, tortilla de gualo, papa china con queso, miel con queso, miel de abeja, mermeladas de frutas; acompañado de bebidas como el licor y vino de mora.

En su calendario festivo se cuentan las celebraciones religiosas en honor a Divina Misericordia, Las Cruces, la Virgen de El Cisne, Corpus Cristi, Virgen de Fátima, Virgen de Los Dolores, Virgen del Carmen, Señor de la Agonía, Divino Niño Jesús, La Cruz, Semana Santa, el Marcan Taita y la Marcan Mama.