Cada beneficiario recibió un kit, bajo las medidas de bioseguridad. Las ayudas han sido constantes en esta temporada.

Durante el período de emergencia sanitaria, el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), entregó más de mil sacos de cebolla a las familias de los servicios de Desarrollo Infantil, asociaciones de productores de aliños, vendedores informales de los cantones Loja y Catamayo, organizaciones, fundaciones y más hogares vulnerables en la provincia de Loja.

Previo a la distribución, los equipos técnicos de esta institución armaron los kits y elaboraron un protocolo de bioseguridad para garantizar el bienestar de los usuarios.

El producto fue entregado por el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae) al MIES, con el fin de que se ayude a grupos de atención prioritaria. “Contribuimos a solventar algunas necesidades de los hogares más vulnerables, por ello, nuestro agradecimiento a la Senae por la celeridad con la que descargó estos insumos“, dijo José Vicente Ordóñez, coordinador del MIES en la Zona 7.

La autoridad añadió que el trabajo del Gobierno durante la emergencia no se paralizó, por el contrario, se coordinaron acciones que permitieron asegurar la permanencia en casa de los grupos más vulnerables y garantizar su atención.

Magaly Guerrero, presidenta de la Asociación de Productores Agropecuarios Orgánicos de la parroquia Chuquiribamba, cuyos integrantes también se beneficiaron de la entrega de cebolla, destacó su satisfacción.

“Llegaron a quien trabaja y labra la tierra para producir el aliño ya sea verde o cocido, considerando que la cebolla es materia prima para no paralizar nuestra producción”, dijo.

En la provincia de Loja, el MIES atiende a 23.233 núcleos familiares, a través de 617 unidades de servicio.

La inversión del Gobierno supera los 14 millones 300 mil dólares.

Asimismo, más de 49 mil 300 usuarios acceden a bonos y pensiones, con un presupuesto que bordea los 38 millones de dólares.