Macará fuera de control, mañana decide si vuelve a rojo

Según el COE Cantonal los casos incrementaron debido a que comerciantes del Perú pasan la frontera sin control.

El incremento de casos de Covid en Macará preocupa al COE Cantonal y le obliga a tomar medidas emergentes, la semana anterior resolvió solicitar al COE Provincial algunas medidas que permitan contrarrestar la propagación del virus; sin embargo, hasta la fecha no ha dado respuesta.

Entre los pedidos que hicieron está que el toque de queda en este cantón sea de 19:00 a 05:00, que se decrete la Ley Seca, intensifiquen los controles del expendio de combustible por parte del Ejército en la frontera y se prohíba el transporte interprovincial.

Casos

Actualmente el cantón registra 30 casos confirmados, de los cuales 4 se recuperaron, uno falleció y 25 están en tratamiento médico. Esto implica que un gran número de habitantes estén en el cerco epidemiológico.

El Alcalde dijo que cuentan con un Hospital Básico donde están actualmente seis de los pacientes, pero no garantiza el servicio de la salud porque no cuenta con una Unidad de Cuidados Intensivos, ni con un número de camas suficientes, por lo que es importante que la ciudadanía tome conciencia.

Contrabando

Alfredo Suquilanda, alcalde de Macará, puntualizó que la propagación de los casos se da por la irresponsabilidad de los ciudadanos que se confían demasiado, no usan mascarillas, pero sobre todo por el contrabando de combustible y medicamento en la frontera, esto está fuera de control en los pasos ilegales.

A decir del burgomaestre, habitantes del vecino país pasan de manera clandestina a laborar en Macará, poniendo en riesgo a la población ecuatoriana porque el Perú está más contaminado.

“Antes unos 800 militares resguardaban la frontera, ahora no hay ni 150, por más que quiera ayudarnos el Ejército no cuenta con la logística necesaria para realizar esta labor.

Es preocupante la gente pasa cuando quiere con su mercancía”, señaló.

Fuera de control

Por parte del Cabildo Municipal se creó una ordenanza para quienes no utilicen mascarilla, que determina una sanción del 10% del salario básico unificado, asimismo existe una normativa que exige la desinfección de locales comerciales, pero la gente hace caso omiso pese a los controles y sanciones que se emiten.

“Restaurantes, bares, galleras abren sin control, la gente consume licor entre grupos de más de cinco personas, hacen caso omiso a las ordenanzas”, acotó.

El COE Cantonal sesionará este jueves a las 16:00, si el COE Provincial no da respuesta a las peticiones, lo más probable es que Macará vuelva a rojo.