El 65% de los casos confirmados en el cantón Loja son pacientes asegurados. Varias instituciones públicas y privadas registran casos confirmados de covid-19, la Mesa Técnica de Salud 2 confirmó que del total de pacientes atendidos hasta la fecha el 65% son asegurados.

Existe una gran demanda en las unidades del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), pero como no se abastece, también los acoge el Hospital Isidro Ayora.

Además, un 15% corresponde a policías y militares y el resto son aquellos que no tienen ningún seguro.

A decir de Mario Ordóñez, responsable de la Mesa Técnica de Salud 2, las cifras son claras, permiten darse cuenta de la magnitud de los contagios en la ciudad.

Algunos de los asegurados son enviados a las unidades del IESS por las instituciones tras detectar los síntomas a través de un diagnóstico, otros acuden por cuenta propia y también un gran porcentaje son visitados a domicilio luego de la alerta al 171. Son varios profesionales los contagiados, como jueces, abogados, médicos, docentes, ingenieros, arquitectos.

Denuncias Recomendó a las entidades aplicar los protocolos de bioseguridad, han detectado que algunas no cumplen al 100% y ponen en riesgo la salud de los empleados, incluso funcionarios han denunciado que a pesar de tener síntomas los exigen que laboren de manera presencial.

“Tenemos muchas denuncias de funcionarios que manifiestan que a pesar de que sus compañeros estuvieron con síntomas de tos y dolor de garganta los hicieron ir, aduciendo que si no van serán despedidos, causando de esta manera más contagios. Prefieren no citar el nombre de la institución por temor a represalias”, aseguró Ordóñez.

La Mesa Técnica de Salud trabaja en coordinación con ocho instituciones que decidieron acogerse a esta propuesta que permite alertar de casos sospechosos.

A diario les comunican sobre alertas que tienen, además con estas entidades trabajan en una búsqueda activa. Medidas adoptadas Por ejemplo, el Municipio de Loja, hasta ayer, presentó 49 casos confirmados.

Luis Valdivieso, coordinador de Seguridad Industrial e Higiene, manifestó que esto se da pese a las medidas adoptadas de prevención a todos los servidores, previo al ingreso a oficinas o sus lugares de trabajo les toman la temperatura a diario.

Cuando encuentran algún síntoma los envían al Dispensario Médico para la valoración y en caso de detectar sospecha de Covid-19 son trasladados directamente al IESS.

Luego hacen el seguimiento de la recuperación del paciente. Valdivieso dijo que continuamente les entregan los implementos de bioseguridad, como mascarillas, alcohol y socializan a través de charlas como manejar el distanciamiento social de dos metros de distancia.

Recordó que es obligación de los funcionarios que reporten a sus jefes si tienen algún síntoma o han tenido contacto con algún contagiado.