Los nuevos precios de las gasolinas extra y ecopaís, y del diésel 2 y diésel premium, que se aplicarán desde hoy hasta el 10 de agosto de este 2020, se encuentran definidos, según información que Petroecuador distribuyó a las gasolineras.

Desde hoy, el nuevo precio de venta al público del galón de diésel 2 y diésel premium será USD 1,039. Esto representa 0,0399 centavos más en relación con el valor vigente anteriormente. Es decir, entre el 11 junio del 2020 y el 10 de julio del 2020.

Entre tanto, el valor de la extra y la ecopaís se mantendrá sin variación. Es decir, seguirá costando USD 1,75 el galón.

Estos valores, que fueron actualizados por Petroecuador, regirán para los segmentos automotriz, camaronero, atunero y otras pesquerías.

Para este proceso de actualización de precios se aplicó, por primera vez, un sistema de bandas móviles que permite que el costo de estos derivados fluctúe un 5% hacia el alza o a la baja respecto del monto del mes anterior.

La nueva política de precios para los combustibles consta en el Decreto 1 054 de mayo pasado. Este mecanismo se implementará de manera mensual de ahora en adelante.

Para la fijación de estos valores, la petrolera estatal debía calcular, entre otros, los costos en que incurrió para comercializar estos combustibles.

Esto incluye montos de importación de derivados, de producción, de almacenamiento, transporte, despacho.

También influyó el costo promedio mensual del mes anterior (junio) del crudo West Texas Intermediate (WTI) y del crudo Oriente del mes previo, más los tributos que fueran aplicables.

A este monto, conocido como precio de terminal, se debe sumar el margen de comercialización. Este parámetro se encuentra definido y es fijo para la gasolina extra, ecopaís (USD 0,17 incluido el IVA) y para el diésel 2 o diésel premium (USD 0,13 incluido el IVA).

Esto implicará que el costo que tendrá el galón de las gasolinas extra y ecopaís no variará entre una estación y otra.

En el caso del diésel premium se aplicará el mismo principio. Con esta política, el Gobierno busca alcanzar de forma paulatina los precios internacionales de los combustibles, pero sin variaciones bruscas entre un mes y otro.

La Cámara Nacional de Distribuidores de Derivados de Petróleo (Camddepe) ya advirtió, a finales de junio, que esperaba que un mayor ajuste se vea en los productos que actualmente tienen un mayor subsidio, como el diésel. En cambio, las gasolinas extra y ecopaís reportaban precios más cercanos a los internacionales.

Para verificar que se cumpla el nuevo sistema de esquema de precios, la Agencia de Regulación y Control de Energía y Recursos Naturales no Renovables realizará operativos en gasolineras desde hoy. En las estaciones, los precios se deberán actualizar a las 00:00 del día 11 de cada mes.

En el caso de la súper, el precio de venta al público sugerido será de USD 2,24. Pero este puede variar porque, a diferencia de otros derivados, cada estación puede fijar un margen libre de comercialización y no está sujeto a las bandas.

Gestión público-privada para Refinería Esmeraldas El Decreto 1 094 emitido ayer por el presidente Lenín Moreno autoriza de manera “excepcional” la gestión conjunta de la Refinería Esmeraldas, entre una firma privada y la empresa pública Petroecuador.

Los ministerios de Energía y de Finanzas deberán determinar los procesos, condiciones y la modalidad para cumplir esa delegación a la iniciativa privada.

“Esta deberá ser la más conveniente para los intereses del Estado ecuatoriano”, apuntó el Decreto. La empresa privada que sea seleccionada deberá realizar los estudios e inversiones necesarios para mejorar esta infraestructura, por su cuenta y riesgo.

Entre las intervenciones que deberá ejecutar la firma privada, según el Decreto, están implementar un tren de alta conversión, mejorar la eficiencia y reducir las emisiones contaminantes.

El propósito de estas acciones será garantizar el suministro de derivados bajo estándares internacionales de operación, calidad y estrictas normas ambientales.

El ministro de Energía, René Ortiz, señaló que no se trata de un proceso de monetización, sino de transferencia y delegación de una parte de las operaciones de la Refinería Esmeraldas, patrimonio que sigue siendo del Estado ecuatoriano.

Fernando Santos, exministro de Energía, mencionó que con este Decreto y las intervenciones que realice la empresa privada se logrará sacar mayor provecho a los residuos que se obtienen del proceso de refinación de crudo. Es decir, se podrá extraer más combustibles y de mejor calidad.

La Refinería Esmeraldas es la principal planta refinadora del Ecuador. El complejo tiene capacidad para procesar 110 000 barriles de crudo por día y genera alrededor del 65% de los combustibles que se producen en el país.

Un cambio en la política para comercializar crudo El Directorio de Petroecuador aprobó ajustes en su política de comercio internacional a fin de incorporar los lineamientos del Decreto 1075. Esa norma señala que, para la aprobación de operaciones que incluyan financiamiento para el Estado, la petrolera debe hacer un análisis integral del beneficio para el Estado y no solo de la rentabilidad de la firma.

Con ello, Petroecuador deberá emitir un nuevo informe sobre la venta directa, sin concurso, a China, por 50 millones de barriles.

Esa operación está vinculada a un crédito de USD 1 400 millones con un banco chino. La petrolera se pronunció, en un primer informe del 30 de abril pasado, en contra de la operación de venta de crudo, porque le supondría una pérdida de USD 119 millones, ya que las condiciones son menores a las conseguidas en concursos.

Pero el Ministerio de Finanzas aseguró que “sin esa operación el financiamiento del país no será viable”.

La Cartera ha señalado, además, que el financiamiento chino es fundamental porque este momento el país no tiene acceso al mercado ni posibilidad de lograr una tasa de interés del 6% y 9 meses de gracia, como se negocia con China.

Si el país decidiera salir al mercado, tendría que pagar tasas del 40%, lo cual no es “viable”. La operación también deberá ser aprobada por el Comité de Endeudamiento Público.

Para ello, el presidente Lenín Moreno emitió el jueves el Decreto 1093.

Ese texto reforma los artículos 142 y 148 del Reglamento del Código de Planificación y Finanzas Públicas para que el Comité considere en la aprobación también una visión integral y no solo las condiciones financieras de operaciones que tengan vinculados activos como el petróleo. Esto será siempre que sean en mejores condiciones que las del mercado.