El cantón Esmeraldas es el quinto de la provincia verde que decide cambiar a semáforo amarillo sanitario desde este martes 7, con los debidos cuidados de bioseguridad y manteniendo el distanciamiento físico entre personas.

La resolución fue anunciada por el COE cantonal, luego de analizar los informes entregados por los representantes de las 8 mesas técnicas, principalmente del área de salud, detalló la alcaldesa Lucía Sosa.

Representantes de las Cámaras de Comercio, Turismo, Pequeña Industria y gremios de transportistas reclamaron pasar a semáforo amarillo para reactivación de la economía.

René Gómez, integrante del Frente de Transportistas, indicó que los gremios productivos requieren dinamizar sus actividades que generan empleos.

En la reunión de estos sectores, con el vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, la semana pasada en Esmeraldas, insistieron en la agilidad de créditos bancarias solicitados desde el 2019.

Elizabeth Reyes, comerciante, detalló tener letras de pago vencidas y no puede acceder a una nueva línea de crédito o ampliarla, con el riesgo de cerrar su emprendimiento.

También que se extienda el plazo hasta fines de este año para los pagos de créditos pendientes con casas comerciales, financieras, la banca pública y privada, indicó Víctor Orellana, presidente provincial de la Cámara de Turismo.

San Lorenzo, Rioverde, Atacames y Muisne cambiaron a semáforo amarillo y se mantienen en rojo Quinindé y Eloy Alfaro. La resolución en estos dos últimos cantones dificultará la movilidad del transporte intracantonal hacía el norte y centro de la provincia de Esmeraldas, manifestó Lupo Quiñónez, de la operadora Del Pacífico.

Buses tipo ranchera se observa circular entre parroquias rurales del cantón Quinindé.