El presidente Lenín Moreno concedió 66 cambios de pena a favor de las personas privadas de la libertad (PPL) que pertenecen a grupos de atención prioritaria y doble vulnerabilidad, con excepción de las personas que fueron condenadas por delitos contra la integridad sexual y reproductiva, contra la eficiencia de la administración pública, en contra de la inviolabilidad, delitos violentos y infracciones dolosas de mayor gravedad.

El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad (SNAI) será el encargado de dictar las normas de seguridad, modalidad, actividades enfocadas al servicio comunitario para la implementación de este beneficio.

Estas acciones se ejecutan ligado a la Constitución del Ecuador, en el Código Orgánico Integral Penal. El numeral 18 del artículo 147 de la Carta Magna faculta al Presidente Constitucional a rebajar penas de acuerdo a la ley.