La Unidad Judicial de Garantías Penales en Guayas emitió orden de captura contra Abdalá (Dalo) Bucaram Pulley y su esposa, la exasambleísta Gabriela Pazmiño. También en contra de su hermano Michel Bucaram.

La disposición se debe a su presunta participación en la venta de insumos médicos con sobreprecios en los hospitales del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), durante la emergencia sanitaria.

El político y también exfutbolista salió del país poco antes de un allanamiento en el domicilio de su padre, el expresidente Abadalá Bucaram, en donde se encontraron 5.000 mascarillas y 2.000 pruebas rápidas para el covid-19.

En Estados Unidos se instaló en la casa de Daniel Salcedo Bonilla, uno de los principales implicados en el caso de peculado en el hospital Los Ceibos del IESS.

El lunes 8 de junio, Salcedo sufrió un accidente en una avioneta en Perú. Tras ser expulsado de ese país, dio una declaración ante la Fiscalía. Inmediatamente se emitieron las órdenes de captura.

Esta semana, el exAsambleísta (2009-2014) presentó a las autoridades migratorias de Estados Unidos permiso de residencia, alegando que era víctima de persecusión política.

Ante este pedido, miles de ecuatorianos, a través del sitio change.org, recolectaron firmas para solicitar su expulsión y la de su familia.

Simultáneamente, los ecuatorianos en redes sociales indicaron que Estados Unidos revocó la visa de Dalo y de Pazmiño, pero esa versión no ha sido confirmada.

El periodista Andrés Jungbluth publicó en cuenta Twitter un documento en el que Dalo solicita asilo en Estados Unidos.