El pasado 9 de abril, el Ministerio de Salud en Nuevo León, dio a conocer que han probado con éxito un tratamiento para el Covid-19 a base de plasma que donó un paciente recuperado.

El funcionario dio a conocer en la conferencia de prensa desde la capital del estado, que el plasma proviene del empresario Antonio Pena, el primer caso confirmado de coronavirus en la entidad, quien desde hace semanas se recuperó de la enfermedad.

Dicho plasma se aplicó a tres pacientes que se encontraban graves y dos de ellos mostraron mejoría, algo que entusiasmó al secretario, Manuel de la O Cavazos, quien ofreció presentar el próximo lunes a las personas que se hayan recuperado del virus gracias a este tratamiento.

Asimismo dijo que, el número de recuperados será tan grande que, “no vamos a caber aquí”, refiriéndose al patio donde se llevaba a cabo la conferencia; además, señaló que el tratamiento se está aplicando a personas de todas las edades.

Una vez que el paciente se recupere, se les pedirá que donen su propia plasma para administrarla a otras personas que estén en estado crítico.