Ante el aumento de casos de COVID-19 en Ecuador, el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias dispone un protocolo para la recolección, transporte, tratamiento y disposición final de desechos generados por el coronavirus en los distintos tipos de generadores (domicilios, albergues y establecimientos de salud).

Los lineamientos para la gestión interna de desechos en el domicilio son los siguientes: Colocar guantes, pañuelos y mascarillas utilizados por el paciente en una funda plástica dispuesta en la habitación, este material no es reutilizable. Luego introducir la funda uno en una segunda bolsa y colocar los guantes y mascarillas utilizados por el cuidador, inmediatamente realizar una completa higiene de manos con agua y jabón de 60 segundos y depositar la funda dos en una tercera con residuos domésticos, esta debe almacenarse en un lugar adecuado y seguro, fuera del alcance de los niños y mascotas, en un tiempo no menor a 72 horas (3 días).

Además es importante rociar con loción desinfectante cada funda y hacer dobles nudos para evitar que sean abiertas, estos desechos se sacarán del domicilio de acuerdo al horario de recolección. Está prohibido abandonar la bolsa en la calle.

Para los generadores tipo 2 y 3 (establecimientos de salud de primer, segundo y tercer nivel de atención) los desechos generados deberán ser manejados cumpliendo con el protocolo de pacientes en aislamiento, la recolección de todos estos se pondrá en una segunda funda de mayor capacidad que sea única para este tipo de desechos, misma que deberá ser señalada como “desechos-COVID19”, para que los gestores ambientales o trabajadores municipales puedan identificarlos y manejarlos con el cumplimiento estricto de las normas de bioseguridad.

El vehículo y equipo recolector será el seleccionado y planificado por el GAD Municipal para recoger y transportar los desechos sólidos al sitio de disposición final o de ser el caso a la estación de transferencia; tomando las medidas de bioseguridad necesarias para evitar contagios en el lugar de trabajo.

Además se hace un llamado a la ciudadanía a colaborar en la vigilancia de las fundas de basura hasta que sean llevadas por el Municipio con el fin de evitar que recicladores, roedores o perros puedan manipularlas. Respetando las frecuencias y horarios de recogimiento contribuimos a precautelar la salud de los operarios que realizan esta actividad, asegurando una recolección segura.