Algunas personas de nacionalidad china que habitan en Ecuador se sienten discriminadas tras el brote del coronavirus.

Ruth Moreira, de nacionalidad ecuatoriana y casada con un ciudadano asiático, explicó que en redes sociales se difunden comentarios sobre esta enfermedad que son contrarios a la realidad.

“El problema en sí está en China, aquí en el país hasta la vez se ha certificado un caso positivo”, comentó.

Advirtió que esas opiniones están afectando negocios, porque hay gente que no quiere tener contacto con los chinos.

Cao Shu Jun trabajadora del chifa Qilong, recordó que hace poco se hizo viral una grabación que se filtró de un grupo de amigos en las redes sociales.

En ella se hablaba de una posible persona infectada en el local. Ella desmintió aquello y aseguró que estos tipos de comentarios no solo perjudican la actividad comercial que la comunidad china desempeña en la ciudad, sino también la parte emocional de las personas, que se sienten marginadas.