Terminó el 2019 y Loja volvió a ser, por segundo año consecutivo, la ciudad más cara del país, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), proporcionados el lunes pasado.

La Canasta Familiar Básica (CFB) en esa ciudad se ubicó en los $747,77, registrando con ello un incremento de 5,64 dólares con relación a diciembre del 2018.

El INEC señala que «la Canasta Familiar Básica Nacional es un conjunto de bienes y servicios que son imprescindibles para satisfacer las necesidades básicas del hogar tipo compuesto por cuatro miembros con 1,6 perceptores de ingresos, que ganan la remuneración básica unificada».

El INEC realiza cada mes, en nueve ciudades del país, un muestreo para registrar el costo de los bienes y servicios de 359 productos y así determinar el respectivo porcentaje de inflación en esas poblaciones para proyectarlo a nivel nacional.

Esas ciudades son: Guayaquil, Esmeraldas, Machala, Manta y Santo Domingo, en la región Costa; y Quito, Loja, Cuenca y Ambato, en la Sierra.

Cada mes el personal del INEC levanta o registra 25.350 datos que sirven para elaborar su reporte mensual de inflación.