Ecuador recibió unos 23 millones de dólares por regalías de la industria minera, en el rubro de exportaciones de minerales durante 2019, informó este viernes la Agencia de Regulación y Control Minero (Arcom).

El ministro de Energía y Recursos Naturales No Renovables, José Augusto, indicó que más de la mitad de esos beneficios fue destinado a obras en las zonas mineras situadas en diferentes regiones del país.

Del total de las regalías, el 60 % fue destinado a la «ejecución de obras y desarrollo social en las zonas de influencia de los proyectos mineros», precisó Augusto en declaraciones reproducidas por la Arcom en un comunicado.

Recordó que ley de Minería señala que el 60 % de la regalía se dirigirá a proyectos productivos y de desarrollo sustentable a través de los gobiernos locales.Además, establece que la mitad de ese porcentaje financiará proyectos sociales en comunidades indígenas o circunscripciones territoriales.

«Estos recursos serán distribuidos priorizando las necesidades de las comunidades que se encuentran en áreas de influencia afectadas directamente por la actividad minera», preció.

La Agencia de Control Minero añadió que en 2019 Ecuador exportó barras y concentrados de minerales como oro, plata, plomo, zeolita y zinc a varios destinos comerciales del mundo.Dichas exportaciones se dirigieron a países como Austria, Bélgica, Chile, China, Colombia, Emiratos Árabes Unidos, España, Estados Unidos, Finlandia, Guatemala, India, Italia, México, Países Bajos, Perú, República Checa y Suiza, agregó la Arcom.

Por otra parte, la Agencia informó de que durante el año pasado atendió 1.309 solicitudes para otorgar certificados de exportación de minerales, de las cuales 1.219 se ejecutaron de manera exitosa, otras 41 se archivaron por no cumplir con los requisitos necesarios, y 49 están aún en trámite.

La Arcom «verifica que las exportaciones de minerales se realicen dentro de los parámetros técnicos y legales vigentes, garantizando los beneficios justos para el Estado ecuatoriano», añadió la institución.

Recientemente, el ministro de Energía insistió en la apuesta del país por desarrollar una minería responsable a gran escala, con el mayor cuidado ambiental posible, y reclamó un «pacto social energético» a las comunidades y colectivos que se oponen a las actividades extractivas en el país.

Augusto destacó que el potencial minero de los tres mayores proyectos mineros del sur y sureste de Ecuador (Mirador, Fruta del Norte y Río Blanco) suman expectativas por operaciones en oro de 2.600 millones de dólares, 5.600 millones en plata y 400 millones de dólares en cobre.

«Eso nos da aproximadamente 8.600 millones» de dólares, cuantía que aumenta si se considera que otros proyectos mineros del norte andino del país también aportarían importantes ingresos, pues la mina Yurimagua tiene un potencial de 5.500 millones y su vecina Cascabel de 1.400 millones, afirmó Augusto.