Fiscalía demostró que el autor material apuñaló 32 veces a la víctima y recibió como pago 300 dólares en Cuenca.

El fallecido tenía un 93% de discapacidad física.

Rosa C. y José T. fueron sentenciados a treinta y cuatro años, y ocho meses de privación de libertad como autores del delito de sicariato, cometido contra Juan E., de 46 años.

Mientras que Jorge P. fue condenado a siete años y cuatro meses de cárcel, debido a que se acogió a la cooperación eficaz, para lo cual aportó con información relevante de los hechos y se benefició con una rebaja de la pena.

En la audiencia de juicio, que culminó la mañana del viernes 27 de diciembre de 2019, el Tribunal de Garantías Penales del Azuay ordenó a los tres sentenciados cancelar 86.000 dólares como reparación integral a los familiares de la víctima. Además, ratificó el estado de inocencia de Jorge S., a quien Fiscalía no acusó.

La investigación determinó que la esposa de la víctima, Rosa C., planificó el hecho y le solicitó a su hermano, Jorge P., que busque a una persona para asesinar a Juan E. Con este propósito, Jorge P. contactó a José T., con quien se negoció el crimen por 300 dólares.

La mañana del 13 de julio de 2018, Rosa C. salió de su domicilio, situado en las calles Manaos y Guatemala, en Cuenca, y cerca de allí le entregó las llaves del departamento a Jorge P. Minutos más tarde, este último abrió las puertas y salió del lugar, para que ingrese José T., quien le propinó treinta y dos puñaladas a la víctima, que tenía una discapacidad física del 93%.

Tras el hecho, Jorge P. le canceló los 300 dólares a José T.

La fiscal de Personas y Garantías, Paola Molina, sustentó la acusación con el testimonio de un agente de Policía, que realizó una pericia de audio y video a las imágenes de cámaras de video vigilancia, en las que se observa a Jorge P. y a José T. ingresar y salir del inmueble.

También los testimonios de los policías que acudieron al levantamiento del cadáver y de las evidencias. A esto se suma una pericia de análisis telefónico, con la que se verificaron las comunicaciones que mantuvieron los sentenciados.

Dato jurídico

Artículo 143 del COIP, sicariato: la persona que mate a otra por precio, pago, recompensa, promesa remuneratoria u otra forma de beneficio, para sí o un tercero, será sancionada con pena privativa de libertad de veintidós a veintiséis años. En este caso se aplicaron agravantes.

VIAOrense
Artículo anteriorCACPE Yantzaza se encuentra de aniversario
Artículo siguienteAsambleísta Elio Peña encarga análisis de megacontratos mineros