Elio Peña espera que especialistas en diversas áreas examinen lo firmado por el Estado.

Con la finalidad de que se analicen y evalúen y así poder transparentar las condiciones en que se han negociado los recursos que pertenecen a todos los ecuatorianos, el asambleísta de Zamora Chinchipe.

Elio Peña Ontaneda, entregó a David Gallegos, presidente del Colegio Regional Norte de Ingenieros Geólogos, Mineros, Petróleros y Ambientales (Cigmipa), los contratos de explotación minera de los proyectos Mirador y Fruta del Norte que han entrado en su fase de explotación en la provincia de Zamora Chinchipe.

David Gallegos recibió los contratos mineros e indicó que “se espera sacar conclusiones de los análisis técnicos en las áreas geológica, ambiental y minera de estos contratos, con la finalidad de tener argumentos precisos sobre posibles errores o falencias que perjudiquen al Estado ecuatoriano, así como para poder tener elementos para elevar los reclamos respectivos y tener como patrón para que los nuevos contratos no tengan los mismos errores”.

Por su parte, Peña manifestó que “lastimosamente ha sido una tarea muy difícil conseguir estos contratos, a los que se les ha etiquetado con cláusulas de confidencialidad, asegurando que no puede haber secretos en el manejo de los recursos que son de todos los ecuatorianos, hemos puesto en manos de profesionales el análisis de estos contratos. Si no existen anomalías, seremos los primeros en reconocerlo, pero si existen irregularidades, procederemos a una fiscalización como nos faculta la Ley”.

Según el legislador, el proyecto Mirador producirá 3.5 millones de toneladas de cobre y aduce que no está claro si el Estado negoció los otros minerales existentes en la zona como son el oro, la plata y el molibdeno.

Mientras que en el proyecto Fruta del Norte, que se ubica en la parroquia Los Encuentros, cantón Yantzaza, a decir de la autoridad, ahí tampoco se tiene claras las ganancias que dejará la extracción mineral.