Los excluidos incumplen los requisitos de la ley electoral vigente. Algunos se inscribieron pero no participaron en ningún comicio.

El país amaneció ayer con menos organizaciones políticas que en marzo pasado, cuando se celebraron las elecciones seccionales. El Consejo Nacional Electoral (CNE) resolvió, la noche del 31 de octubre, dar de baja a 47 partidos y movimientos que incumplieron los requisitos determinados por el Código de la Democracia para su subsistencia.

La atención se había centrado en los partidos con ámbito nacional que están en capacidad de proponer candidatos para las elecciones presidenciales de 2021. Antes de que se conozca el informe técnico del organismo electoral, se especulaba que podrían ser hasta tres los grupos políticos sentenciados a la desaparición.

A la hora de la verdad, cuatro departamentos técnicos del CNE coincidieron en que el único que no se apegó a la normativa vigente es Adelante Ecuatoriano Adelante, del empresario Álvaro Noboa que ha sido candidato a la presidencia por cinco ocasiones y no descartaba una sexta con ese partido político.

¿Cuáles son los requisitos que exige la ley electoral ecuatoriana? Debe cumplir, al menos, uno de estos requisitos: 4 % de los votos válidos en dos elecciones nacionales pluripersonales consecutivas; por lo menos tres asambleístas; 8 % de alcaldías (18) o un concejal en el 10 % de cantones (21).

Eso tampoco cumplieron 19 movimientos políticos provinciales que tienen capacidad de proponer candidatos a alcaldes, prefecto, concejales y asambleístas, que también serán elegidos el próximo año.

En Guayas, por ejemplo, se eliminó al Movimiento Emergente Transparencia y Acción Política (META) que fue creado por el exasambleísta del Partido Social Cristiano, Alfonso Harb. En Pichincha se optó por la extinción del Movimiento Vive, que, en su momento, fue liderado por Antonio Ricaurte que llegó a ser alcalde de Quito, aunque por encargo. También al movimiento MASS del exconcejal de Quito, Eddy Sánchez, que el 25 de octubre pasado fue llamado a juicio por el presunto delito de lavado de activos, junto a otros miembros de su familia.

La lista se completa con otros grupos políticos como el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) de Zamora Chinchipe que fue cercano a Alianza PAÍS en la época del expresidente Rafael Correa y en 2016 apoyó en la campaña presidencial a Lenín Moreno.