Pomasqui, se inunda por las fuertes lluvias

Una fuerte lluvia, ocurrida por varias horas la tarde de este miércoles, provocó el desbordamiento de una quebrada ubicada en la parroquia de Pomasqui, al extremo norte de Quito, que alcanzó a varias calles principales de la zona urbana y el agua ingresó a viviendas y locales comerciales ubicados en la parte más baja de la avenida Manuel Córdova Galarza.

Equipos del Cuerpo de Bomberos de Quito, agentes Metropolitanos de Tránsito y personal de la Secretaría de Seguridad del Municipio de Quito se trasladaron a la zona para entregar la ayuda necesaria.

Hasta el momento se habla solo de daños materiales en vehículos y viviendas, pero no se reportan heridos o pérdidas humanas.

Las lluvias iniciaron pasadas las 16:00 en toda la capital ecuatoriana, pero de una manera más intensa se registró la caída de agua en la zona norte de la ciudad.

Inicialmente las autoridades señalaron que las aguas mezcladas con lodo y otros materiales bajaron por varias calles de la zona luego de que se desbordó una quebrada que pasa por las montañas al occidente del lugar, pero también se analiza la posibilidad de que existan pozos sépticos y tuberías que no soportaron la cantidad de agua y colapsaron.

Según la teniente Paulina Cadena, jefe de la Central de Emergencias del Cuerpo de Bomberos, también se reportaron emergencias por inundaciones en los sectores de Landazuri, en Calderón y Llano Grande, todo al norte de la urbe.

A todos estos sitios se habría despachado personal que ayude en las emergencias y a Pomasqui se remitió maquinaria pesada de Empresa Metropolitana de Obras Públicas del Municipio de Quito.

Videos que circularon en diversas redes sociales demuestran que las aguas que bajaban por las empinadas calles atraparon a su paso a vehículos e incluso ingresaron a un Paseo de Compras de la zona el cual se inundó