Para el personal del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), la atención a los grupos vulnerables es una prioridad. Al conocer el caso de don Antonio, adulto mayor de 87 años de edad, quien se encontraba viviendo en una situación precaria, se activó una brigada de la Dirección Distrital del MIES en Zamora para efectuar una visita y un apoyo integral.

Al constatar el estado de vulnerabilidad del ciudadano, se coordinó su ingreso al centro gerontológico residencial “Afrodi”, que funciona en convenio entre el MIES y el gobierno local del cantón amazónico Yantzaza. Además, el equipo de la institución apoyó con el traslado, la logística y las gestiones necesarias para abrir una cuenta bancaria que permita a don Antonio efectuar el cobro de la pensión “Mis Mejores Años”.

Narciza Orellana, Directora Distrital de la institución en Zamora, manifiesta que el objetivo del ingreso al centro gerontológico es brindarle atención integral y con ello, mejorar su calidad de vida. “No es justo para nadie vivir en abandono. En la unidad Afrodi, don Antonio recibirá atención médica, alimentación y el cuidado que requiere”, señaló la autoridad.

Desde que inició la emergencia sanitaria, el centro gerontológico “Afrodi” no ha paralizado sus servicios. Es así que, cumpliendo con todas las medidas de bioseguridad dispuestas por el COE Nacional, continúan brindando la atención a las personas adultas mayores.