En el sector de San Vicente del barrio Chamico de la parroquia Cumbaratza, cantón Zamora, se dio inicio la construcción de la cubierta para la cancha de uso múltiple de lugar, sin duda es una obra esperada por años y que la actual administración de la Prefectura de Zamora Chinchipe la ejecuta en convenio con el Gobierno Parroquial Cumbaratza.

El presupuesto para su ejecución es de 45.000 dólares, de ellos USD 30.000 aporta el Gobierno Provincial y 15.000 el GAD Parroquial Cumbaratza.

“Cuando se hace gestión, las obras llegan con total facilidad”, con ese mensaje inició su intervención el Prefecto Cléver Jiménez, quien felicitó al presidente del Gobierno Parroquial de Cumbaratza por estar pendiente de las necesidades que tienen los barrios y comunidades de Cumbaratza, “para nosotros la palabra es más que un papel firmado, más que una letra de cambio, hace tiempo atrás dimos la palabra que esta obra se construirá y hoy damos inicio pese a los escasos recursos económicos”, señaló Cléver Jiménez.

Toni Morocho, presidente del Gad Parroquial de Cumbaratza, agradeció a la primera autoridad por el compromiso que tiene con la provincia, usted trabaja coordinadamente con todos los sectores, gracias prefecto por hacer realidad esta obra, su palabra se cumple y eso nos llena de emoción, “reitero mi agradecimiento prefecto Cléver Jiménez, porque no nos ha cerrado las puertas a la gestión de los gobiernos parroquiales, cuando existe honestidad y responsabilidad en los actos y las obras se las hacen con buena fe, la vida nos gratifica…” concluyó Morocho.

Para el presidente del barrio Nelson Morocho, la visita de la primera autoridad de Zamora Chinchipe, es importante, porque puede palpar las necesidades que se tiene. “a más de construir está cubierta, se generará fuentes de trabajo para la gente del sector y con ello se dinamiza la economía, también debo decir que hemos venido gestionando por más de 10 años y el sueño de los jóvenes y adultos es una realidad. Para Silverio Álvarez morador de San Vicente de Chamico, esta obra quedará para el recuerdo de las futuras generaciones.