Una de las actividades que viene realizando la empresa pública AGROPZACHIN del Gobierno Provincial, es el procesamiento de ensilaje de pastos para el ganado bovino. El objetivo de ello es que los productores aprendan y guarden el alimento para los meses de lluvia que azota a la Provincia, pues la mayoría de las fincas llegan a tener un déficit de pasto y por ende afecta el desarrollo de los vacunos de carne como de leche.

En este sentido, AGROPZACHIN adquirió tres máquinas para ensilaje de pastos y picadoras, convirtiéndose en una de las alternativas para que los productores mantengan a su hato ganadero en buen estado y con una alimentación estable. Eddy Villalta, gerente de esta empresa agropecuaria resaltó que no es complicado realizar el ensilaje “está convencido que esto dará un excelente resultado y como empresa buscamos que las personas que se dedican a esto tengan los mejores beneficios, trabajen para aumentar su ganancia y no a pérdida—“

En esta ocasión los técnicos de la empresa visitaron la finca del señor Walter Jiménez en Centinela del Cóndor, ahí realizaron el ensilaje de maíz (taralla) y más o menos en 40 días está listo este alimento para su alimentación “la intención de todo ello es que guarden el pasto y en los meses de lluvia sea parte de su nutrición”, dijo Villalta.

Esto también se replica en el barrio Jamboé del cantón Zamora, ahora en Centinela del Cóndor, y se estará haciendo en toda la Provincia dependiendo de la necesidad y la planificación que hagan los productores con los técnicos en cada cantón.

El beneficiario de esta práctica indicó que el ensilaje se le facilita por ser una nutriente para la cadena alimenticia de su hato ganadero. Dijo que es verdad que los meses desde febrero hasta julio con mayor presencia de lluvia son complicados porque los potreros se inundan y el ganado sufre las consecuencias, “ahora con esta nueva alternativa que nos ofrece la empresa AGROPZACHIN estaremos guardando alimento para nuestros ejemplares”, sostuvo.

A su vez, Jiménez solicitó a los directivos de la empresa agropecuaria que tomen en cuenta la adquisición de plantas de procesamiento para abono orgánico, se utilizaría la misma maleza y se haría lo que se denomina el compost, esto permitiría trabajar de manera más productiva con el agricultor.

Este alimento se lo puede almacenar hasta un año.