Síndrome Inflamatorio Multisistémico acecha a los niños en las calles.

Desesperadas y sin rumbo se sienten las madres que junto a sus hijos menores de edad se ven obligadas a trabajar en las calles de la ciudad como comerciantes informales en medio de la emergencia sanitaria.

“Nosotras no tenemos niñeras que nos cuide a los pequeños”, dijo Sofía Carranza, quien se dedica a la venta de limones y otros artículos en las vías céntricas de Ambato.

Ella junto a su hijo de ocho años salen de casa a las 08:00, ambos portan mascarillas y cada vez que el semáforo se pone en rojo se acercan a los vehículos para ofrecer sus productos.

Claro que tengo miedo de contagiarme o que el niño se contagie, pero no nos queda más que salir a trabajar porque tenemos que conseguir dinero para comer”, mencionó.

Otro caso similar es el de Maritza, quien prefirió mantener su apellido en reserva, ella sostiene de la mano a su hija de siete años mientras recorre la avenida Atahualpa para vender sus productos.

“Esto es muy duro, tenemos que aguantar el sol, la lluvia y más por ganarnos la vida”, dijo la mujer, quien aseguró que está sola en la ciudad y debe ingeniárselas para ganarse la vida de manera honrada.

Peligros

Son varios los peligros que rodean a las actividades que realizan las madres junto a sus hijos en la calle, a ellos se suma uno silencioso denominado Síndrome Inflamatorio Multisistémico (SIM), el mismo que está ligado al Covid-19

El 15 de mayo 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un informe científico en el cual se identifican grupos de niños y adolescentes que han ingresado a unidades de cuidados intensivos con cuadros inflamatorios multisistémicos de características similares a la enfermedad de Kawasaki y al síndrome de choque tóxico.

Esta condición inflama varios órganos del cuerpo como corazón, pulmones, riñones, cerebro, entre otros. Se presenta de tres a seis semanas de que el niño o adolescente menor de 19 años fuese contagiado por el coronavirus.

El Ministerio de Salud Pública, a través del Sistema de Vigilancia Epidemiológica, informó que hasta el 19 de julio se han notificado 46 casos de Síndrome Inflamatorio Multisistémico.

A 39 niños se les realizó pruebas PCR para diagnosticar si estaban contagiados con coronavirus, de ellos cuatro dieron positivo19 negativos y 16 muestras estaban a la espera. A seis niño no se les pudo hacer las pruebas por lo que son considerados casos probables.

De los 46 casos uno fue descartado, ya que su diagnóstico fue neumonía viral. De los 45 restantes, 11 han requerido hospitalización y tres de cuidados intensivos.

La mayoría de casos están en Guayas y Manabí con 15 y 12 respectaivamente, mientras que siete se registran en Los Ríos, siete en Pichincha, dos en Azuay, uno en Esmeraldas, uno en Tungurahua y uno en Zamora Chinchipe.

En tiempos de pandemia la OMS indica que los niños como grupo vulnerable deben permanecer en casa, así mismo menciona que los padres desempeñan un rol importante a la hora de enseñar a los niños todos todas las medidas de prevención.